La Ley de Servicios Digitales satisface a medias a la Fesi

la digitalización tras la etapa del coronavirusLa Comisión Europea ha adoptado la tan esperada Ley de Servicios Digitales (DSA), que explicita la intención de “crear un espacio digital más seguro en el que los derechos fundamentales de todos los usuarios de servicios digitales estén protegidos”. La Federación Europea de la Industria de Artículos Deportivos (Fesi) ha expresado su satisfacción con la medida, pero está reclamando al Parlamento Europeo y al Consejo Europeo, que tendrán que respaldarla, que incluyan medidas proactivas obligatorias que deberín tomar todos los intermediarios, los mercados, redes sociales y otros proveedores de servicios digitales, para proteger mejor a los consumidores de productos falsificados e inseguros, así como de contenidos y servicios ilegales.

En el lado positivo, Fesi acoge con satisfacción el establecimiento de nuevas obligaciones y responsabilidades para las plataformas online con respecto a la presentación de informes y recomendaciones transparentes, un nuevo mecanismo de notificación y acción, un “régimen de abanderados de confianza”, un “principio de conocimiento de su cliente comercial” y la elección del usuario para el acceso a la información. Por otro lado, la Fesi reclama que los mercados online también estén obligados a informar a los consumidores que hayan comprado un producto falsificado o inseguro en su plataforma cuando el producto sea eliminado de su sitio web después de un aviso válido de su eliminación proveniente de un titular de derechos o un autoridad de ejecución, que podría realizarse mediante un correo electrónico enviado al cliente.

El sector debería unir fuerzas

digitalización en el punto de ventaJochen Schäfer, asesor legal de Fesi y la Federación Mundial de la Industria de Artículos Deportivos (WFSGI), ha agregado que el tiempo mostrará en la práctica si el nuevo marco de la UE funcionará y cuán eficiente será. Sin embargo, dijo que el sector de artículos deportivos no solo debería basarse en la nueva legislación. Schäfer dijo que debería unir fuerzas, haciendo uso también de múltiples instrumentos respaldados por tecnología de vanguardia al nivel de Fesi y WFSGI, que se ampliarán en el futuro.

Además de la DSA, la Comisión Europea también ha adoptado una Ley de Mercados Digitales (DMA), y la presenta al Parlamento Europeo y los gobiernos miembros de la Unión Europea para su aprobación junto con la DSA. En palabras de la Comisión, el DMA está destinado a “establecer un campo de juego nivelado para fomentar la innovación, el crecimiento y la competitividad, tanto en el mercado único europeo como a nivel mundial”.

Evitar ventajas indebidas en el mercado

La DMA establece criterios objetivos estrictamente definidos para que las grandes plataformas online califiquen como “vigilantes” internacionales estables, vinculando una gran base de usuarios a una gran cantidad de empresas. Los prohíbe por utilizar prácticas y condiciones desleales para obtener una ventaja indebida en el mercado. Por ejemplo, esos “guardianes” deberán permitir que terceros interactúen con sus propios servicios en determinadas situaciones específicas y permitir que los usuarios comerciales accedan a los datos que generan mientras usan sus plataformas. Tendrán que proporcionar a los anunciantes en sus plataformas herramientas e información para una verificación independiente de los anuncios. También deberán permitir a sus usuarios comerciales promover su oferta y celebrar contratos con sus clientes fuera de la plataforma del guardián.

Por otro lado, las plataformas de los “vigilantes”ya no pueden tratar los servicios y productos ofrecidos por ellos de manera más favorable en la clasificación que los servicios o productos similares ofrecidos por terceros en sus plataformas. No se les permitirá evitar que los consumidores se vinculen con empresas fuera de sus plataformas, y no pueden evitar que los usuarios desinstalen cualquier software o aplicación preinstalada si así lo desean.

Multas de hasta el 10 por ciento de la facturación anual total

También tendrán que compartir información sobre los parámetros utilizados en sus algoritmos para clasificar productos y servicios, y deberán informar a las autoridades europeas de competencia de cualquier plan de adquisición. En caso de incumplimiento, esas plataformas “vigilantes” se enfrentarán a multas de hasta el 10 por ciento de la facturación anual total de la empresa.

Las nuevas regulaciones afectan a los grandes operadores de Internet con sede en Estados Unidos, como Amazon, Ebay, Facebook y Google. Según se informa, Facebook también está pidiendo que se regule a Apple.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies