Las claves del éxito de Amazon

Éxito del Amazon PrimeAmazon se ha convertido en un operador líder; un gigante en ventas a nivel mundial, a pesar de no situarse entre los dos primeros del planeta. En la esfera occidental, el nombre del gigante norteamericano del comercio electrónico ha conseguido calar más que otros competidores como Alibaba, Tmall o, incluso, Jd.

Al igual que algún retailer físico ha logrado que calara en el consumidor la idea que en sus puntos de venta puede hallar los artículos para la práctica deportiva más económicos, Amazon ha conseguido que en la mente del público aflore su nombre cuando se trata de hacerse con un producto de la manera más rápida y económica. Y, como antaño lo lograron unos grandes almacenes, que los ciudadanos de nuestro país piensen que es en su portal donde van a hallar cualquier artículo que busquen, y con la mayor variedad posible.

3 de cada 10 compradores que se estrenan en internet lo hacen en ese operador

infografia sobre tráfico ecommerceAhí reside una de las claves del éxito de Amazon: que 3 de cada 10 compradores que se estrenen en internet lo hagan en ese operador. A ese bautizo de ecommerce en el operador norteamericano hay que añadir que esos compradores noveles durante los siguientes seis meses opten exclusivamente por hacer sus ventas online en Amazon.

Basta decir que en los últimos tres meses en España el 54% de la población han efectuado compras por internet según el Instituto Nacional de Estadística, lo que supone 19 millones de personas. Teniendo en cuenta que hace un año era el 47% de la población, esto indica 2 millones de nuevos compradores online en el último año, de los cuales 600.000 irían directamente a engrosar la clientela de Amazon; y de manera exclusiva durante un semestre.

Amazon convierte 7 de cada 100 visitas en compra

Otra de las claves del éxito del gigante norteamericano del online reside en su tasa de conversión. Amazon convierte 7 de cada 100 visitas en compra, lo cual es un índice que supera ampliamente la media con la que trabajan el resto de operadores del ecommerce en nuestro país, y que gira en torno al 2%.

A esa tasa de conversión paradójicamente han contribuido… las tiendas físicas que se han apoyado en ese operador utilizando sus servicios como marketplace. En nuestro país no son pocos los retailers que, sobre todo empujados por la pandemia, pero también ante la incapacidad para desarrollar su propio ecommerce, han optado por acudir a Amazon o a otros competidores para canalizar sus productos y darles salida ante el obligado cierre derivado del coronavirus. Eso ha contribuido a engrosar la oferta y el stock de productos del gigante norteamericano, y a convertirlo en todavía más apetitoso para los consumidores.

Técnicas predictivas para calcular el consumo en los próximos quince días

Obviamente, la capacidad de gestión de los datos obra en favor de Amazon, que se vale de la tecnología y de la inteligencia artificial para conocer las pautas y comportamientos de compra de los consumidores. Se afirma que este operador sabe antes que nosotros mismos lo que vamos a adquirir en los próximos quince días, lo cual le permite, a través de técnicas predictivas, hacer acopio previo con un ajuste muy aproximado a los resultados de compra finales.

Y es que otro de los éxitos de Amazon consiste en haberse convertido en el principal buscador de artículos, incluso por delante de Google. El hecho de que incorpore comparador de precios puede resultar contraproducente a corto plazo, al reducir incluso su ratio de conversión. Pero al gigante norteamericano no parece preocuparle esa circunstancia y prefiere sacrificar ese resultado en aras de conseguir la mayor masa crítica posible que pase por su site y beneficiarse de los datos que su rastro por el mismo deja a su paso, con objeto de, en el futuro, poder adecuar la oferta a la demanda; y, por supuesto, los precios.

Supuesto ajuste de los algoritmos

Jeff Bezos con AmazonPrecisamente ese juego con los datos le permite a Amazon adaptar su oferta y condicionar el comportamiento de los consumidores hasta el punto de favorecer unas determinadas compras. Lo vimos hace un año, cuando The Wall Street Journal destapaba una argucia de este operador para lograr que, a través de un supuesto ajuste de los algoritmos, fueran los artículos de sus distintas marcas blancas los favorecidos, con lo cual conseguía incrementar notablemente sus márgenes.

En España, se calcula que Amazon concentra el 35% de las compras online. Se trata de una cuota nada despreciable, sin duda, pero que queda bastante lejos de lo que la firma que lidera Jeff Bezos obtiene en su país de origen. En Estados Unidos, Amazon controla el 52,4% del ecommerce. A nivel mundial, su cuota desciende hasta el 13,7%.

Revierte las pérdidas de la venta online en Europa

visita al centro logistico de Amazon en El Prat de LlobregatCon la pandemia, Amazon ha logrado no solo aumentar sus ventas de manera notable (en Estados Unidos ha logrado crecimientos superiores al 40%), sino, también, revertir uno de sus talones de Aquiles, como era el que el ecommerce resultara deficitario más allá de Norteamérica, práctica que podía ser constitutiva de dumping. Y es que, a partir de la crisis del coronavirus, el gigante estadounidense del comercio online ha logrado beneficios en Europa a partir de las compras electrónicas; algo que hasta no hace mucho quedaba maquillado con los réditos obtenidos a través de su negocio de alquiler de servidores.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies