Uno de cada 8 españoles confiesan haber sido engañados al comprar falsificaciones

venta ilegal de equipaciones en BarcelonaUno de cada 11 europeos (9%) confiesan haber sido engañados al comprar falsificaciones en 2020, según el estudio “Los ciudadanos europeos y la propiedad intelectual” realizado de forma conjunta por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo) y la OCDE. Desde la Euipo alertan, además, que España está por encima de la media de la Unión Europea, con un porcentaje de un 12% de ciudadanos que afirman haber sido engañados al comprar productos fraudulentos a pesar de su apariencia de originalidad y de pertenencia a una marca concreta.

Un tercio de los europeos se han preguntado alguna vez si el producto que habían adquirido era original

El estudio muestra diferencias significativas entre los Estados miembros de la Unión Europea: los países con un mayor porcentaje de consumidores engañados son Bulgaria (19%), Rumanía (16%) y Hungría (15%) frente a Suecia (2%) y Dinamarca (3%). Según el estudio, un tercio de los europeos (33%) se han preguntado alguna vez si el producto que habían adquirido era original.

En un 2020 de pandemia y restricciones en el que más del 70% de los europeos compraron ‘online’, la incertidumbre en relación con los productos que imitan a los verdaderos sigue siendo motivo de preocupación para los ciudadanos de la Unión Europea. Esta desorientación del consumidor en un escenario de mercado ilegal provoca que en la economía (legítima) de la UE se pierdan 83.000 millones de euros en ventas al año en 11 sectores clave especialmente vulnerables a estos fraudes. A esto habría que sumar un agujero de 15.000 millones de euros en impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social y la pérdida de 670.000 puestos de trabajo en esos sectores debido a la falsificación.

Algo más que pérdidas dinerarias

Además, las copias de productos representan el 6,8% de las importaciones de la Unión Europea y alcanzan un valor de 121.000 millones de euros. Este mercado ilegal afecta a todos los sectores. Pero las pérdidas no son solo dinerarias, pues estas prácticas también pueden suponer graves riesgos para la salud y la seguridad de los consumidores, en particular debido a la exposición a sustancias químicas peligrosas, así como a otros riesgos.

venta ilegal de equipaciones en Barcelona«La propiedad intelectual es uno de los activos más valiosos de Europa, y un elemento clave para nuestra recuperación social y económica, especialmente para las pequeñas empresas. La pandemia ha puesto de manifiesto el problema de los delitos contra la propiedad intelectual con el aumento de los medicamentos y los productos médicos falsificados que representan una amenaza adicional para la salud y la seguridad de los ciudadanos. Se trata de una cuestión que viene de largo, a menudo interrelacionada con otros tipos de actividades ilegales, que requiere una actuación urgente, sólida y coordinada, y que recientemente se ha vuelto a incluir como una de las diez prioridades principales de la UE en la lucha contra la delincuencia organizada», ha manifestado el director ejecutivo de la Euipo, Christian Archambeau.

Una de cada cuatro pymes en Europa afirma haber sufrido vulneraciones de la propiedad intelectual

la policía desmantela una red de falsificaciones en internetEste fraude no solo afecta a los consumidores y a las grandes marcas, sino que también suponen un perjuicio importante para las pequeñas y medianas empresas (pymes). Según el barómetro sobre las pymes y la propiedad intelectual publicado por la Euipo, una de cada cuatro pymes en Europa afirma haber sufrido vulneraciones de la propiedad intelectual, un 25,6% solo en España.

Las empresas titulares de derechos de propiedad intelectual, como marcas o patentes, denunciaron una pérdida del volumen de ventas (33 %), daños a su reputación (27 %) y una pérdida de la ventaja competitiva (15 %) debido a la vulneración de sus derechos. En la actualidad, menos del 9% de todas las pymes de la UE tienen registrados sus propios derechos. Pero para aquellas que sí lo hacen, la propiedad intelectual marca una gran diferencia y las pymes titulares de patentes, dibujos y modelos o marcas, obtienen un 68% más de ingresos por empleado que aquellas que no son titulares, y sus empleados perciben salarios más altos.

 

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies