Numerius Negidius, el moroso en la Tarraco romana

Pere Brachfield es morosólogoPere Brachfield es morosólogo, consultor especializado en la gestión integral del riesgo de crédito comercial, en la mejora de los procesos de cobro y en la recuperación de impagos, profesor de EAE Business School y autor de numerosos libros sobre morosidad y riesgos de crédito.

Los romanos eran un pueblo culto y con una civilización muy avanzada. También establecieron unas normas jurídicas: el famoso derecho romano, que constituyó uno de los antecedentes del derecho actual. El derecho romano legisló las relaciones entre acreedores y deudores, así como las acciones que podían ejercer los primeros sobre los segundos.

El acreedor tenía derecho a ir contra el patrimonio del moroso para conseguir recuperar el crédito y además perseguir físicamente a su deudor disponiendo de su libertad mediante la acción procesal ejecutiva de la Legis Actio per manus iniectionem. Una vez ante el juez, al deudor procesado se le concedía un plazo de 30 días para pagar. Si no cumplía, el acreedor lo convertía en su prisionero y se lo adjudicaba como un bien propio, lo que le facultaba para encadenarlo y encarcelarlo.

El acreedor podía disponer de la vida del moroso

morosidad y Derecho RomanoLa retención del deudor duraba 60 días, al cabo de los cuales, se le llevaba a los mercados públicos por tres días para que alguien (familiares, amigos) saldara sus deudas. Si nadie cancelaba la deuda, el acreedor podía disponer de la vida del moroso, convirtiéndolo en un esclavo mediante la venta en el mercado.

En el caso de que el deudor no pudiera ser vendido en el mercado de esclavos, tenía derecho a matarlo. ¿Y qué pasaba cuando existían varios acreedores? La ley dictaba la ejecución del deudor por descuartizamiento: era despedazado y sus trozos se repartían entre sus acreedores en proporción al importe de sus respectivos créditos. La institución de la partis secando no señalaba si las partes del cuerpo del deudor tenían el mismo valor, o si alguna de ellas era de importancia significativa.

Este artículo forma parte del Álbum «Numerio Negídiez: de profesión, moroso», publicado por el propio Pere Brachfield en colaboración con Albert Pallarés. Su reproducción ha sido autorizada por el propio editor.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies