Numeriok Negidik, moroso en Gádir durante la época fenicia

Pere Brachfield es morosólogoPere Brachfield es morosólogo, consultor especializado en la gestión integral del riesgo de crédito comercial, en la mejora de los procesos de cobro y en la recuperación de impagos, profesor de EAE Business School y autor de numerosos libros sobre morosidad y riesgos de crédito.

La colonización fenicia de la península Ibérica comenzó alrededor del año 1100 a. C. con la fundación de la ciudad de Gádir (Cádiz), primera colonia creada en Occidente. Los fenicios desarrollaron una importante actividad económica en la costa andaluza y realizaron las primeras transacciones a crédito de las que se tiene constancia.

Asimismo, establecieron unas normas para la venta a crédito en los intercambios comerciales y para el cobro a los deudores. En tablillas de madera que se han conservado hasta la actualidad, los fenicios documentaban las operaciones comerciales, como intercambios de piezas de tela por salazones de pescado. Los comerciantes adquirieron fuerza e influyeron cada vez más en las decisiones legislativas, judiciales, políticas y administrativas.

El moroso podía acabar vendido como esclavo

Las leyes establecían que el moroso debía pagar primero con todos sus bienes, y si éstos no eran suficientes pagaba con su libertad; o sea, el acreedor, para recobrar la deuda, por un lado podía apoderarse por la fuerza de las propiedades del moroso, utilizando para ello la violencia que fuera necesaria; y por otro, apresar al deudor y venderlo como esclavo (también se esclavizaba a su familia) para resarcirse del crédito incobrable.

La relación jurídica creaba un mecanismo por el cual el moroso se volvía un esclavo de su acreedor. Las relaciones entre el acreedor y el deudor se caracterizaban por el abuso de poder del primero contra el segundo. Las instituciones legales fueron creadas a favor del acreedor. El moroso sufría la permanente y constante humillación, tratos degradantes e infamias sin fin.

Este artículo forma parte del Álbum “Numerio Negídiez: de profesión, moroso”, publicado por el propio Pere Brachfield en colaboración con Albert Pallarés. Su reproducción ha sido autorizada por el propio editor.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies