Fitness: reinvención de un sector efervervescente

mercado del fitnessAlgo está cambiando en el sector del fitness en los últimos meses. Así se desprende del informe “El mercado del fitness en España en 2020: hacia un nuevo mapa”, de la consultora BDO. En esta imagen dinámica del sector encontramos un mercado en el que se imponen las operaciones corporativas: fusiones y adquisiciones. Los jugadores toman posiciones en el mercado. Su estrategia es «ganar tamaño más rápido y con menor riesgo de demanda. Unas cadenas se están posicionando como claras vencedoras de un negocio con campeones autonómicos, pero ninguno nacional, y cinco segmentos bien diferenciados: concesional, low cost, medium, premium y boutique», tal y como afirman los autores de este informe.

Este proceso de concentración no ha terminado. El estudio de BDO anuncia que la batalla será larga, intensa y también apasionante. «Ésta es una industria con una penetración del 11%, lo que supone que más de cinco millones de personas practican ejercicio en el país, en instalaciones deportivas; pero también que existe un grupo sedentario del 73%, lo que significa que hay margen de crecimiento en el número de abonados».

La oferta es casi infinita

mercado del fitnessÁngela Merino pertenecía a ese margen: se acaba de apuntar a un gimnasio en Madrid. «Llevaba exactamente cinco años sin poder hacer deporte. He consultado varios centros y al final me he inclinado por el que está más cerca de mi casa, no por el más barato. Me han hecho ofertas de todo tipo, pero a veces el precio no lo es todo». Como ella, miles de personas hacen cada año el propósito de volver al gimnasio. No todos lo consiguen, pero ellos son el auténtico reto de los centros deportivos. Atraer a esos nuevos usuarios es la clave de estos establecimientos y para ello, vale todo. Desde ofertas explosivas, a regalos sorprendentes, pasando por aplicaciones y gadgets para continuar en casa lo empezado. La oferta es casi infinita.

La primera conclusión de “El mercado del fitness en España en 2020: hacia un nuevo mapa” es clara: el sector está en plena transformación. Estamos ante una actividad muy atomizada, con más de 60 operadores, que gestionan cerca de 4.000 centros. No existe un líder nacional claro, hablando de cuota de mercado. Los cinco primeros operadores apenas acaparan el 23% de la tarta. «Es más, por facturación, abonados y centros nos encontramos con diferentes líderes». Por si fuera poco los accionistas de referencia son hoy firmas de capital privado.

«Es necesaria la consolidación del sector»

Pelayo Novoa, socio de BDO, explicaba en la presentación del informe que, «ante un panorama tan atomizado como es la industria del fitness es necesaria la consolidación del sector, con la creación de nuevos operadores con tamaño suficiente para poder competir en un mercado cada vez más global». Novoa puntualizaba  también que «para poder ser competitivo es fundamental invertir en innovación y en marketing, pero sobre todo, en internacionalización».

Además, las principales cadenas están apostando por conceptos holísticos como el bienestar, dejando a un lado aspiraciones ya clásicas como «la pérdida de peso» o el «estar en forma». El cuarto factor de mortalidad en el Mundo es, según la OMS, la inactividad física. Las principales cadenas han apostado por estas nuevas aspiraciones: «Sabes que tienes más vida si te apuntas a un gimnasio. Esto debería estar subvencionado por el ministerio de Sanidad», afirma Óscar Lamela, deportista amateur que lleva 20 años sin faltar a su cita diaria con las pesas. «También voy a clases colectivas de fitness y voy probando nuevas disciplinas. Así no me canso». Su equipamiento cada vez es más sofisticado. «Al principio te da un poco igual, pero poco a poco te vas haciendo más experto y quieres las zapatillas últimas porque también son las más cómodas y ligeras; las camisetas de tejidos más novedosos o los gadgets que mejor controlan tu salud». Lamela reconoce que gasta alrededor de 400 euros en equipamiento al año, «y eso que no soy especialmente caprichoso y compro en rebajas y en outlets».

165 euros de gasto medio mensual

mercado del fitnessEl presupuesto de este deportista está muy cerca del gasto medio nacional, que actualmente se sitúa en torno a los 345 euros año, según la encuesta llevada a cabo por Myprotein, publicada en Diffusion Sport en octubre del pasado año. Este estudio puso al descubierto que el mayor gasto anual de los encuestados era la suscripción al gimnasio. Así, 8 de cada 10 españoles contratan este tipo de servicio y pagan una media anual de 488 euros. Según los datos de Myprotein, los españoles ocupan el quinto puesto entre los europeos que más pagan en fitness. El adulto promedio aquí gasta una media de 165 euros al mes en este concepto, lo que supondría un total de 123.250 euros durante toda la vida.

Accede al reportaje completo en Diffusion Sport nº 518

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies