El camino del vóley playa hasta ser olímpico

Juan Manuel Surroca, periodista experto en Juegos Olímpicos

Juan Manuel Surroca, periodista experto en deportes y en olimpismo.
Los artículos de esta sección son reproducciones de su blog, que puede consultarse en el sitio http://elmarcadordejmsurroca.blogspot.com.es/

Veinticinco años después que, en la escuela YMCA de Holyoke en Massachussets, el profesor William G Morgan ideara el juego del voleibol, en puertas de la década de los años 20, encontramos las primeras referencias de lo que hoy conocemos como el vóley playa. Ideado como un juego familiar y de ocio, comenzó a hacerse habitual en las playas californianas de Playground y Santa Mónica y también en algunas playas de Hawai y de Uruguay. A principios de la década de los treinta se referencia también en algunas playas francesas y brasileñas y, curiosamente, en ciudades centroeuropeas como Sofia, Praga o Riga.

volley playa, deporte olímpicoAunque inicialmente el juego se desarrollaba a base de seis jugadores por equipo, su progresiva evolución acabo en la actual dupla de jugadores. En 1947 ya se disputó el primer torneo y en 1950, en pleno fenómeno expansivo, se disputó el primer torneo oficial. Por su simplicidad y bajo coste, el vóley playa se popularizó con gran rapidez y creció espectacularmente hasta convertirse en un deporte practicado masivamente en Estados Unidos y también, dadas sus características climáticas, pasó a ser el deporte de moda en las playas brasileñas de Copacabana. En 1984, la llegada del mexicano Rubén Acosta a la presidencia de la FIVB supuso un importante impulso del voleibol así como la incorporación en 1986 del vóley playa, activándose un circuito mundial de torneos.

La FIVB organizó en Almería el torneo internacional Año Olímpico

volley playa, deporte olímpicoPersonaje influyente en el CIO y uno de los hombres de confianza de Juan Antonio Samaranch, Acosta apostó fuerte para que el vóley playa se incluyera en el programa olímpico. Aunque finalmente no fue deporte de demostración en Barcelona’92, tres días después de acabados los Juegos, con el beneplácito del CIO, del 12 al 16 de agosto de 1992 la FIVB organizó en Almería el torneo internacional Año Olímpico, correspondiente a la World Series, en el que reunió a buena parte de los más destacados jugadores del panorama internacional en un total 24 parejas masculinas y diez de femeninas. El éxito del público en la playa de El Palmeral fue rotundo con una asistencia total de 75.000 espectadores, siendo el gran primer torneo internacional que contó con participación femenina. La puerta de los Juegos comenzaba a estar abierta.

volley playa, deporte olímpicoUn año después, el propio presidente del CIO Juan Antonio Samaranch, acompañado del presidente del Comité Organizador de Atlanta 96, presenciaron la final del World Tour, mundial oficioso, disputado en Brasil que en una semana reunió a 140.000 espectadores. Era evidente que tenía todos los requisitos para entrar en los Juegos: puesta en escena, dinámico, espectacular, televisivo e infraestructura ligera, solo faltaba el “sí” definitivo del CIO. El 12 de setiembre de 1993, en el transcurso de su 101ª Sesión en Montecarlo, el CIO reconoció el vóley playa como deporte olímpico y facultó a su comisión ejecutiva para que, en su reunión del 24 del mismo mes, aprobara definitivamente su inclusión en el programa oficial de los Juegos de Atlanta 1996 junto al futbol femenino y la contrarreloj en ruta femenina en ciclismo. Desde su entrada, y tras seis ediciones, el vóley playa ha consolidado su presencia en el programa olímpico, obteniendo unos excelentes ratings de audiencia televisiva.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies