Zatopeck: En Berlín comenzó su camino hacia la gloria

Emil Zatopeck, atleta legendarioDel inigualable atleta Emil Zatopeck, el único hasta la fecha capaz de hacer un histórico triplete al conseguir en unos mismos Juegos -Helsinki 1952-  la medalla de oro en los 5.000, 10.000m. y la maratón, se ha dicho y escrito mucho. Su espíritu de sacrificio, que fue clave en sus logros y sus gestas deportivas, ha sido tratado extensamente en un sinfín de libros, documentales y artículos pero, sin embargo, poco se ha comentado de cómo se produjo su debut internacional cuando era todo un desconocido. Su primera participación en una competición internacional tuvo lugar en el III Campeonato de Europa de Atletismo celebrado en Oslo.

El 23 de agosto de 1946 compitió en la prueba de los 5.000m., en la que finalizó en quinto lugar, estableciendo el nuevo récord checo con 14.25.8; eso sí: lejos del ganador, el británico Sidney Wooderson (14.08.6). Su primer triunfo tuvo lugar dos semanas después en el campeonato atlético organizado por el AFSC -Allied Forces Sport Council(1)- celebrado en Berlín los días 7 y 8 de septiembre de 1946, en el que compitieron oficiales y soldados de doce países aliados que habían combatido al nazismo en la II Guerra Mundial. Aun tratándose exclusivamente de una reunión atlética se le dio el título de segundos Juegos Inter-Aliados en referencia a los disputados en varios deportes en París en 1919 una vez finalizada la Primera Guerra Mundial.

Había ingresado en el ejército checo a finales de 1945

La principal finalidad de esta competición fue fomentar una buena relación y mejor entendimiento entre militares de diferentes países y contó con la participación de cerca de medio millar de atletas en representación de doce países: Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Dinamarca, Luxemburgo, Holanda, Grecia, Noruega, Polonia, Rusia y Checoslovaquia. En el caso checo, y ante la sorpresa de los organizadores, con un único representante: Emil Zatopeck, que había ingresado en el ejército checo a finales de 1945, lo que le permitía unas mejores condiciones para su preparación que el trabajo en la fábrica. Por su buen resultado en Oslo y su condición de campeón y recordman nacional de los 3.000 y 5.000m. obtuvo el permiso para viajar y competir en la reunión de Berlín. El suyo fue un viaje bastante accidentado. La mañana del viernes 6 de septiembre partió de Praga desplazándose en bicicleta hasta Dresden (146km.) donde llegó entrada la noche. Totalmente desorientado, gracias a la ayuda de un oficial británico logró finalmente tomar el tren hacia Berlín (193km.).

A su llegada a la capital alemana deambuló buscando el estadio olímpico(2), que no encontró hasta primera hora de la tarde. Luego se desanimó viendo los precarios barracones reservados a los deportistas y aún más después del arisco recibimiento del portabandera que le acompañó en el desfile de los participantes. Aún más apuros cuando, al día siguiente, Zatopeck estuvo a punto de no llegar a tiempo al inicio de la prueba de los 5.000m. Su salida fue muy acelerada y quienes veían la carrera le tomaron como un loco, ya que parecía imposible que a aquel ritmo pudiera acabar la prueba, pero los miles de espectadores y los organizadores desconocían de lo que podía ser capaz aquel atleta.

De tomarle a broma acabaron vitoreándole

En una portentosa actuación, Zatopeck no solo supo administrar sus fuerzas sino que, además, acabó ganado de una forma espectacular sacando una vuelta de ventaja al segundo clasificado con un registro de 14.31 que suponía su mejor marca en la distancia y un nuevo récord checo(3). Fue su primera victoria internacional y, por ello, siempre destacó que para él tuvo un gran valor moral ganar aquella carrera ante más de 60.000 espectadores que, de tomarle a broma acabaron vitoreándole. Aquel día comenzó, su camino hacia la gloria. En Londres 1948 ganó la medalla de plata en los 5.000m y la de oro, en los 10.000m.; y, cuatro años después, en Helsinki 1952 logró el triplete: ganar en unos mismos Juegos y en un plazo de siete días – del 20 al 27 de julio-  los 5.000, 10.000m y la maratón, una gesta que todavía hoy ningún atleta ha sido capaz de igualar.

(1) El AFSC fue creado en mayo de 1946  por iniciativa del coronel Debrus y el mayor Mollet. Este consejo, que quedó sin efecto a finales de 1947, fue el precursor del Consejo Internacional del Deporte Militar (CISM), que impulsado por los citados militares fue creado en 1948 por sus cinco miembros fundadores: Francia, Bélgica, Dinamarca, Luxemburgo y Holanda. Actualmente, el CISM cuenta con 136 países miembros, entre ellos España.

(2) A pesar de alto grado de destrucción de la capital alemana, al estar situado en las afueras de Berlin, el Estadio Olímpico, el mismo en el que el III Reich mostró su poder al mundo en los JJOO de 1936 apenas resultó dañado.

(3) Este enlace contiene las imágenes de aquella competición y en especial las de la victoria de Zatopeck que se pueden ver a partir del minuto 3 y 20 segundos de este video sobre esta reunión atlética de las Fuerzas Aliadas en Berlín.

Juan Manuel Surroca, periodista experto en Juegos OlímpicosJuan Manuel Surroca, periodista experto en deportes y en olimpismo.
Los artículos de esta sección son reproducciones de su blog, que puede consultarse en el sitio
http://elmarcadordejmsurroca.blogspot.com.es/

.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies