No es la tecnología: es el talento, la visión y el liderazgo

Núria Beltran es experta en retailNúria Beltran es economista, socia de Integra Retail y profesional con una larga trayectoria en el entorno del comercio. 

Es importante adoptar la tecnología para todo aquello que favorezca al comercio. Hay que invertir en la gestión y comunicación interna, la relación con el cliente o la experiencia de compra.

Pero aun es más importante elevar la visión de negocio y hacerse las preguntas adecuadas para ir mucho más allá, haciendo un uso creativo de la tecnología, del tiempo y del talento de los equipos humanos.

En retail, esas preguntas y propuestas visionarias no se deben plantear solo desde la cúspide directiva. Deben circular en todas direcciones, ya que quien está más expuesto a observar los cambios son los que tienen la relación directa con el cliente. Es por ello que los canales de comunicación entre departamentos y entre la central y la red de tiendas deben ser bidireccionales y matriciales. En caso contrario vamos a perder oportunidades que han pasado ante nuestras propias puertas.

Que la tecnología no sea un provocador de celos entre los equipos de comercio

perspectiva, talento y liderazgoEl departamento de compras y el de marketing no pueden estar desconectados de lo que ocurre y se necesita “en la primera línea de fuego”. No nos olvidemos de que el negocio está en la tienda física o cualquiera de sus canales digitales y redes sociales. Si expandimos el concepto de omnicanalidad, podemos conectar a los equipos de la central y de todas nuestras tiendas para compartir objetivos, celebrar logros y destacar observaciones que pueden ser estratégicas.

Los equipos, cuando están conectados, formados y bien liderados, se crecen y pueden conseguir lo imposible. La expresión embajador de la marca cobra aquí su mejor dimensión. La del que “siente los colores de la camiseta”.

La frase que más ilusión me ha hecho recibir al terminar una formación para store managers ha sido «ahora me siento poderosa». Formar y entrenar a los equipos de tienda para que desplieguen todo su potencial no es un lujo, es una inversión imprescindible para que se sientan capaces. Los equipos con funciones complejas requieren de un liderazgo ágil y certero. Es por ello que la formación debe contemplar no solo conocimientos, sino el entrenamiento en nuevas actitudes y rutinas que contribuyan a crear una espiral positiva y a consolidar cambios útiles.

Artículo publicado en el blog de Integra Retail y reproducido con el permiso expreso de su autora.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies