Emoción, amistad y sentimientos reinan en el 25 aniversario de Redipro

Redipro ha cumplido 25 años. Un cuarto de siglo en el que la compañía ha atravesado buenos y malos momentos pero en el que todos ellos ha destacado un aspecto por encima de los demás: la unión de todos y cada uno de los miembros de la familia Redipro. Y aquí, la palabra familia no restringe estrictamente el vínculo de sangre, sino que concentra a todo aquel que en algún momento ha formado parte de esta empresa española que, con motivo de su cuarto de siglo, quiso reunir en una fiesta conmemorativa a esas personas que en algún momento han ayudado a la consecución de tan significativa cifra.

Al acto no le faltó de nada. Hubo momentos de risas, con un pequeño grupo de humoristas que recibían en la entrada a los invitados con un divertido número de “cacheo”. Tras ellos, Ángel Amador, director general de Redipro, y su esposa, María Jesús Delgado, recibieron uno a uno a los asistentes como una muestra más de la cercanía que Redipro pretendía darle al encuentro.

En él, estuvieron representantes de todo tipo: centrales de compra, bancos, marcas distribuidas por Redipro S.L, incluidos varios representantes Chinos que trabajan en las fábricas de Redipro en el país asiático; empleados y exempleados, miembros de las tiendas de deporte más antiguas del país y clientes habituales de Redipro; grandes cadenas deportivas, medios de comunicación; socios comerciales y otras personas cercanas al entorno de Ángel Amador que en total sumaron una cifra que superaba los 120 asistentes.

Un pasado muy presente

Después el cóctel inicial y una vez con todos los invitados ya en la Finca Los Olivos (El Vellón, Madrid), el acto dio paso a un banquete en el que además de una sabrosa comida, el protagonismo residió en los vídeos conmemorativos retrasmitidos en una gran pantalla colocada al final de la sala. Antes de su visionado, Ángel y su esposa habían entrado al salón al son de “Amigos para siempre” de Los Manolos, otro guiño a los asistentes.

La fiesta continuó tarde y noche

Luego de la comida y los vídeos, la jornada tuvo su momento de relax. Actuaciones de un grupo flamenco y una artista imitando a Marylin Monroe, amenizaron una calurosa tarde madrileña en la que el mix de emociones en la finca Los Olivos acabó creando un evento cargado de amistad, buenos deseos y cercanía entre la familia de Redipro y sus amigos.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies