OutDoor despierta dudas

Una vez celebradas las dos primeras jornadas de la feria OutDoor, las dudas asaltan a quienes han acudido a la muestra de Friedrichshafen (Alemania). El primer día, la muestra acusó una actividad moderada, inusual en lo que venía siendo el estreno del salón germano del outdoor. Los optimistas querían atribuir el comportamiento al inicio en domingo, en contraste con el arranque entre semana de las anteriores convocatorias. A ello se unían voces que alegaban que en Baviera el jueves anterior era festivo (Día de Corpus), con lo que se generaba un puente poco propicio para acudir a la feria profesional.

El lunes, no obstante, aunque la asistencia mejoró los resultados no eran los que cabía esperar para el que se presumía como la jornada clave de la feria. Una opinión compartida por la mayoría de expositores consultados y que contrastaba con la de Klaus Wellmann, consejero delegado de Messe Friedrichshafen, quien manifestaba a Diffusion Sport su satisfacción por la buena respuesta obtenida ante el avance de las fechas de celebración. Cabe recordar que este año la muestra se ha adelantado un mes.

El pabellón de escalada, el más concurrido

Los pabellones presentaban un desigual aspecto. Mientras el B2, que concentraba la mayoría de proveedores de escalada, exhibía una notoria actividad, en otros halls se respiraba un ambiente moderado. Esta tranquilidad quedaba patente en el fondo de algunos de los pabellones, donde la organización ha concentrado expositores asiáticos.

En el exterior, el buen tiempo (incluso con temperaturas superiores a lo habitual) permitió que las actividades al aire libre se desarrollaran sin problemas y que numerosos curiosos siguieran las evoluciones de algunas de las más refrescantes actividades acuáticas. El calor, no obstante, hizo sufrir a algunos de los expositores que tenían alojado su stand a la intemperie.

Ausencias y participaciones comedidas

Otro indicador que genera dudas acerca del futuro de OutDoor lo hallamos en los accesos a las instalaciones. Varios expositores afirmaban que en esta ocasión no habían sufrido los tradicionales atascos en la carretera. También la caída de expositores españoles es sintomática. En esta ocasión han sido una quincena las firmas de nuestro país que han participado en la muestra. Mientras, enseñas emblemáticas como Salewa han renunciado a exponer o, como The North Face, han cubierto el expediente con un stand más comedido.

Habrá que aguardar a las cifras definitivas que facilite la organización para hacerse una idea de los resultados del adelanto; o del inicio en domingo. En cualquiera de los casos, OutDoor ya tiene fechas para los dos próximos años. La siguiente cita, del 17 al 20 de junio de 2018; empezando de nuevo en domingo.

Artículos relacionados