Puma encaja bien los previsibles cambios en su accionariado

resultados PumaPuma ha encajado satisfactoriamente las intenciones de Kering de desprenderse de su paquete mayoritario en la firma. El grupo francés de lujo, que concentra el 86% de Puma, quiere desprenderse del 70% de las acciones de la marca del felino y quedarse solo con el 16%.

Kering, que desea concentrarse en las firmas de lujo como Balenciaga, Gucci o Stella McCartney, tiene previsto repartir esas acciones, en forma de dividendos, entre sus accionistas. En este sentido, Artémis, que conserva el paquete mayoritario, recibiría en torno al 29% de las mismas.

En un comunicado, el consejero delegado de Puma, Bjørn Gulden, ha manifestado que «estamos muy satisfechos que Kering haya recurrido a esta vía para reducir su participación en la marca. Esto nos permitiría continuar con nuestra estrategia actual de negocio que ha empezado a mostrar buenos resultados. Estaríamos en disposición de emprender inversiones para convertirnos en la marca deportiva más dinámica del mundo, crear valor para los detallistas, mejorar el rendimiento de los atletas e ilusionar a los consumidores».

La operación está sujeta a la aprobación en la asamblea general de accionistas que Kering celebrará el próximo 26 de abril.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies