La próxima apertura de Black Laces protagoniza las jornadas de Point Sport

Point Sport cerró su convención de verano celebrada en el Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga). Durante dos días, el grupo Anzamar reunió allí a sus proveedores y detallistas entre los que reinó el positivismo y la satisfacción por la asistencia al evento, aunque con programaciones moderadas y la esperanza de que al menos se mantuviese la línea del año pasado. Respecto a la asistencia, esta se vio más comedida a medida que avanzaba el día, aunque los proveedores se mostraron contentos con la misma. Para los detallistas, el aumento de marcas fue un motivo de alegría generalizado: «Por demanda de nuestros detallistas hemos aumentado la presencia de proveedores en un 20%», explica Benito Gil, gerente de Point Sport a Diffusion Sport en los pasillos del hotel.

Tema de obligada conversación era el formato Black Laces que busca implementar con fuerza Point Sport y que por el momento ya cuenta con 2 aperturas confirmadas. Unas se llevará a cabo esta misma semana en Cádiz y otra en septiembre en Jaén. «Desde el grupo Anzamar siempre hemos querido ofrecer nuevos proyectos a nuestros socios una vez el producto este completamente desarrollado. Black Laces empezará con Roberto en Cádiz», comenta Benito Gil. «Nosotros le dijimos que esperase un poco, al año que viene, pero él quería iniciarlo ya y así será. Estuvo estudiando formatos con otras centrales pero está con nosotros con otra tienda desde que empezó y no se quería cambiar».

Así las cosas, con Roberto se iniciará la aventura Black Laces, tienda mayoritariamente de sneakers de las principales marcas. Para la inauguración se ha escogido miércoles debido a que, como está ubicada en un centro comercial, se presente aprovechar el tirón del día del espectador en los cines. «Vamos a llevar allí un DJ, grafitis, catering, regalos… todo lo necesario para que la apertura sea a lo grande», señala el gerente de Point Sport.

Malestar con otras centrales

Otro aspecto que Benito Gil ha querido dejar claro a este medio durante la celebración de las jornadas de compra ha sido la captación de nuevos socios y su malestar con otras centrales. «Está produciéndose un movimiento muy feo que a mí no me gusta y es que hay algunas centrales que se están dedicando a llamar a nuestros asociados para llevárselos a la suya. Es algo que no veo honesto y que nosotros no aplicamos. No nos gusta hacer guerra como están haciendo otras para intentar quitarnos socios; no me parece rentable ni ético», argumenta Gil.

En la actualidad, Point Sport cuenta con una cifra que ronda los 150 asociados y que en total superan las 170 tiendas. En la celebración de cada convención suelen sumar alguno más –en la última se unieron al grupo cuatro nuevos socios– por lo que es previsible que la cifra aumente. Asimismo, Benito Gil indica que «que hay varios proyectos en desarrollo pero que por el momento todavía no se pueden hacer públicos».

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies