Gore: 30 años impulsando la sostenibilidad

El nuevo marco de compromiso sostenible para la división Gore Fabrics reafirma la apuesta de la compañía americana por una producción que protege al producto, a las personas y al planeta

Gore: 3 décadas velando por la sostenibilidad

W. L. Gore & Associates (Gore) acaba de presentar recientemente el nuevo marco de compromiso sostenible para la división Gore Fabrics, una iniciativa que recoge el plan estratégico de largo plazo y que incluye, de manera destacada, la protección de las personas y del planeta, al mismo tiempo que prolongar la vida de sus productos y poner el foco en el bienestar de los consumidores.

Los dos principales objetivos del nuevo marco estratégico de sostenibilidad son reducir las emisiones de carbono un 60% antes del año 2030 y alcanzar la meta de neutralidad de estas emisiones antes del año 2050.

Esfuerzo continuo de Gore por maximizar su valor social

El nuevo plan, que se inspira en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, busca reflejar el esfuerzo continuo de Gore por maximizar su valor social -a través de sus operaciones, cadenas de suministro e innovaciones- y, también, reforzar el compromiso de la compañía por reducir la huella ecológica de su actividad.

Al fin y al cabo, se trata de proteger a las personas y al planeta, y prolongar la vida de los productos. El bienestar, al fin y al cabo, se presenta como una ecuación cuyo resultado es actuar a favor de los individuos, las sociedades, los negocios y, por supuesto, el medioambiente.

Ross MacLaine, responsable de Sostenibilidad de la división Gore Fabrics, explica que «el propósito del nuevo marco de sostenibilidad es redefinir el concepto de rendimiento, es decir, ir más allá de las prestaciones técnicas de los productos para centrarnos en las personas y el planeta. Seguiremos esforzándonos por crear innovaciones impulsadas por la sostenibilidad que maximicen el valor que aportan a la sociedad. Asimismo, nos comprometemos a trabajar de forma continua para minimizar el impacto medioambiental de nuestros productos y actividad empresarial. En este sentido -añade McLaine-, nos enorgullece afirmar que este marco de sostenibilidad está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y que responde a las necesidades del negocio, los clientes, el sector y, sobre todo, la sociedad».

Reducir el impacto del textil

Una iniciativa clave del nuevo marco de sostenibilidad consiste en reducir el impacto de la división textil de Gore sobre el cambio climático. En 2019, la división Fabrics analizó de forma minuciosa su huella de carbono para comprender el alcance de este impacto. Tomando como año de partida el 2016, Gore Fabrics ha aplicado una rigurosa metodología basada en principios científicos y alineada con el Estándar Corporativo de Contabilidad y Reporte de Gases de Efecto Invernadero para reducir las emisiones de energía obtenida y generada (ámbitos 1 y 2), así como las emisiones relacionadas con los productos (ámbito 3).

La división Fabrics se ha marcado como objetivo la reducción total de las emisiones de carbono de la marca Gore-Tex en los ámbitos 1, 2 y 3:

•      Antes de 2030, reducir en un 60% las emisiones de carbono de las plantas de producción y las oficinas de Gore (ámbitos 1 y 2).

•      Antes de 2030, reducir en un 35% las emisiones de carbono de los productos Gore-Tex (ámbito 3).

•      Antes de 2050, cumplir la meta de neutralidad de carbono.

Estos ambiciosos objetivos reflejan el compromiso de la marca por cumplir lo establecido en el Acuerdo de París de 2015 y de mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2ºC.

Introducción de energías renovables

A fin de cumplir estos objetivos, la marca Gore-Tex ha definido tres áreas clave de acción inicial:

•      Reducir el consumo energético y seguir introduciendo las energías renovables en las plantas de producción de Gore.

•      Optimizar el diseño de los productos combinando un rendimiento duradero con materiales con una menor huella de carbono sin comprometer su rendimiento.

•      Colaborar con los proveedores para reducir las emisiones de sus plantas usando energías renovables en lugar de combustibles fósiles e incrementar al mismo tiempo la eficiencia de su actividad.

Apoyo al Climate Action Corps

En su calidad de miembro de la OIA (Asociación de la Industria Outdoor), Gore apoya de forma activa el movimiento Climate Action Corps, cuyo propósito es fomentar una acción colectiva en el sector outdoor para reducir las emisiones de carbono.

Como líder, Gore juega un papel fundamental en la industria del Outdoor. Lleva más de 30 años apostando por la sostenibilidad y las innovaciones científicas, desarrollando materiales que mejoren la huella ecológica para las personas, el planeta y la sociedad.

3 décadas de compromiso medioambiental

Gore no se limita a cumplir las normas medioambientales y de seguridad vigentes, sino que se esfuerza de forma continua por desarrollar estándares más exigentes a través de sus acciones de I+D. La piedra angular del enfoque medioambiental de Gore es el proyecto de Evaluación del Ciclo de Vida (LCA), aplicado por primera vez en 1992 y que ha seguido desarrollando desde entonces.

El LCA (ISO 14041) es un estándar global que evalúa el efecto medioambiental de un producto acabado teniendo en cuenta todos los factores ecológicos, incluido su impacto potencial sobre la salud y el ecosistema (evaluación “de la cuna a la tumba”). Los resultados del LCA demuestran que la manera más efectiva de reducir el impacto medioambiental de una prenda funcional es prolongando su vida útil.

Eliminación del PFOA de las materias primas de sus tejidos funcionales

A finales de 2013 Gore completó con éxito su proyecto de eliminar el ácido perfluorooctanoico (PFOA) de todas las materias primas que empleaba para la fabricación de sus tejidos funcionales resistentes a la intemperie. Esta acción afectó a las membranas y los tratamientos DWR (tratamiento repelente al agua) de todos los tejidos usados para la confección de prendas de alpinismo, running, ciclismo y moda, la fabricación de calzado deportivo y casual y la producción del vestuario laboral de los cuerpos de bomberos y policía. Esta iniciativa convirtió a Gore en una de las primeras compañías del sector en gestionar con éxito este cambio hacia el uso de materias primas sin PFOA en toda su gama de productos textiles.

El PFOA está presente en las materias primas de muchas industrias, tales como las alfombras, la automoción, el envasado de alimentos o el sector outdoor. A finales de 2012 la normativa Reach de la Unión Europea añadió el PFOA a su Lista de Sustancias Extremadamente Preocupantes y está desarrollando varias directivas al respecto.

Antes de la eliminación del PFOA de las materias primas, el cumplimiento por parte de Gore de los criterios de seguridad textil de los estándares bluesign y Oeko-Tex Standard 100 ratificó que los productos Gore siempre han buscado soluciones respetuosas con el medio ambiente y seguras para los consumidores.

La norma Oeko-Tex Standard 100, vigente desde 1992, comprueba que los tejidos no constituyen ningún riesgo para la salud mediante la aplicación de unos requisitos más exigentes que los de la legislación vigente. La división Gore Fabrics es socio del sistema de tecnologías bluesign desde 2010. Este sistema no sólo controla de forma rigurosa el uso de las sustancias químicas, sino que también limita de las emisiones al medio ambiente y aplica medidas restrictivas con respecto a la salud y seguridad de los empleados y la protección del medio ambiente en toda la cadena de suministro. Desde el otoño/invierno 2013/2014, más del 50% del volumen total de los laminados del sector de consumo producidos por Gore cumple lo establecido en esta estricta normativa.

Innovaciones libres de perfluorocarburos (PFC)

Desde su colección de otoño/invierno 2018, y siguiendo la línea de la Evaluación del Ciclo de Vida de los productos (LCA) publicada a principios de 2016, Gore apostó por productos con acabados DWR basados en perfluorocarburos de cadena corta para determinados deportes y actividades de alto rendimiento, tales como alpinismo y motociclismo o los rescates de alta montaña, donde se requieren prendas de altas prestaciones que proporcionen una comodidad y una protección duraderas.

Gore lleva años demostrando su compromiso con la gestión sostenible de los PFC mediante la implantación en todos sus centros de producción del mundo de tecnologías que controlan el impacto medioambiental de estas sustancias. Además, Gore colabora con organizaciones independientes como Oeko-Tex  y bluesign para asegurar que los productos de Gore Fabrics son respetuosos con el medio ambiente, responsables socialmente y seguros para los usuarios.

Es importante recordar que el PTFE, el fluoropolímero empleado para fabricar la membrana Gore-Tex, es un material no tóxico, seguro e insoluble que carece de efecto alguno sobre ningún organismo. Además, es un material estable que no se degrada ni genera emisiones de PFC. Por otro lado, su alta durabilidad también ayuda de forma indirecta a proteger el medio ambiente porque reduce el consumo de materias primas y la eliminación de desechos asociados a la adquisición constante de nuevas prendas.

Wash & Care: alargar la vida útil de los productos

Uno de los mayores logros de Gore Fabrics en 2018 fue la reducción significativa en sus productos de los PFC dañinos para el medio ambiente (PFCEC), dentro del marco del ambicioso plan que anunció en 2017 de eliminar por completo los PFCEC antes de 2023. A principios de 2018, Gore Fabrics dio un gran paso adelante en la consolidación de este objetivo con el lanzamiento de los primeros laminados Gore-Tex con un nuevo recubrimiento repelente al agua (DWR) libre de PFCEC contaminantes. Ese mismo año, la compañía participó, junto con otras marcas líderes del sector, en la iniciativa “Make Fashion Circular” para la promoción en la industria textil de la moda de procesos sostenibles basados en la economía circular. Con el fin de ayudar a los consumidores a aumentar la durabilidad de sus prendas, Gore Fabrics lanzó un proyecto piloto denominado “Wash & Care” y patrocinó el “Worn Wear Tour” en Patagonia, cuyo objetivo era promover la reparación de los productos Gore-Tex para alargar su vida útil.

Calidad y gestión medioambiental en todas las plantas

En diciembre de 2019 W. L. Gore & Associates (Gore) anunció que su planta de productos textiles de Putzbrunn (Baviera) había recibido la certificación ISO 14001 de calidad y gestión medioambiental. Con este sello, las tres plantas de productos textiles que Gore poseía en el Mundo pasaban a estar certificadas de acuerdo con esta norma internacional.

«El certificado ISO 14001 avala nuestro compromiso de que todas las plantas de Gore Fabrics cumplan con los más altos estándares de calidad, que en ocasiones superan los requisitos legales exigidos. Este certificado vela por la reducción de la huella ecológica y por garantizar un entorno laboral seguro», explica Bernhard Kiehl, responsable de Sostenibilidad de la división Gore Fabrics.

La norma ISO 14001 fue introducida por la Organización Internacional de Normalización (ISO) en 1996. Este certificado establece unos requisitos internacionalmente aceptados para los sistemas de gestión medioambiental que ayudan a las organizaciones a mejorar la huella ecológica, a cumplir con la normativa legal y a alcanzar los objetivos medioambientales. Este estándar internacional se centra en el concepto de la «mejora continua» y en un proceso de «planificación, ejecución, verificación y actuación».

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies