Transformación Digital: dejar de hacer de MacGyver y ejercer de James Bond

ciclo diálogos con el sector deportivoLa Transformación Digital fue el eje de la cuarta y última sesión del ciclo Diálogos con el Sector, celebrada el 14 de julio, en una iniciativa organizada por Afydad con el apoyo de Plyzer Intelligence y Sportmas. En la misma se puso de relieve la necesidad de sumarse a este desafío y adaptarse al nuevo escenario, desechando toda posibilidad de recuperar los hábitos anteriores al estallido de la pandemia del coronavirus que ha acelerado todo este proceso.

En dicha sesión participaron Mar Peire, CEO de Coolcasc; Martina Claus, gerente de Firamunich; Andrés de la Dehesa, CEO de Sportmas; Santi Rodríguez, CTO de Plyzer Intelligence; Carlos Gutiérrez, CIO y manager de IT en Sprinter; y Josep Aballó, manager en Transformación Digital en Rocasalvatella. Aballó precisamente hizo hincapié en que «los negocios han atravesado múltiples etapas, dejando atrás el miedo y la parálisis, para entrar en una fase de negación y, posteriormente, un duro golpe con el confinamiento. Las empresas se vieron obligadas a hacer de MacGyver, adoptando herramientas digitales para relacionarse de manera distinta con los clientes, lo cual fue una irrupción en el terreno de la innovación».

«Lo que nos va a ayudar es seguir haciendo el MacGyver»

ciclo diálogos con el sector deportivoEl manager en Transformación Digital en Rocasalvatella advirtió que «muchas empresas han vuelto a la relajación, olvidándose de todo aquello que nos ha hecho crecer en tiempo de crisis y recuperando lo que hacían antes. Lo que nos va a ayudar es seguir haciendo el MacGyver, con nuevos modelos».

Por su parte, Andrés de la Dehesa se refirió a los «ejemplos de monstruos como Google al lanzar el Google Inventory para que el retail pueda publicar los stocks en tiempo real y competir con Amazon, hasta pequeños negocios que han contactado con proveedores tecnológicos para conseguir ayuda en la canalización de su producto online. Había mucho comercio especializado sin esa puerta al ecommerce. La clave, ahora, reside en acelerar. La pandemia no ha aportado nada diferencial, sino ponernos tecnológicamente en el Siglo XXI».

«La tecnología está dónde le correspondía hace una década»

El CEO de Sportmas denunció asimismo que el sector va tarde, pues en su opinión «la omnicanalidad es algo de hace 10 años. Ahora el término es “canalidad cero”. La tecnología es solo una herramienta, y ahora está dónde le correspondía hace una década».

ciclo diálogos con el sector deportivoCarlos Gutiérrez informó que, en Sprinter, «nos anticipamos a la virtualización, y eso nos permitió que en unas horas enviamos 450 personas a su casa sin fricción. Ya veníamos haciendo los deberes desde hacía tiempo. La tecnología la teníamos implantada desde hacía tiempo y podíamos teletrabajar desde hacía 9 años. Faltaba una circunstancia que nos obligara a este cambio, porque a fin de cuentas es un cambio de cultura. Había que abandonar la zona de confort. El problema radicaba en la gestión de los stocks, desde conseguir mercancía hasta la capacidad para atender el incremento en ventas del ecommerce», el número de sesiones del cual llegó a multiplicarse por 100 de un día para otro según informó el propio Gutiérrez.

«Ha surgido el denominado “darwinismo tecnológico”»

Mar Peire admitió no haber «percibido cambios concretos en esta etapa, porque la digitalización en una pequeña empresa la habíamos iniciado tiempo atrás. Aunque no teníamos los deberes hechos del todo, sabíamos que el cambio era necesario. Ha surgido el denominado “darwinismo tecnológico”, según el cual solo las empresas que estén preparadas para una transformación digital serán capaces de sobrevivir a la nueva era».

Para la gerente de Coolcasc, «éste es un cambio global, de toda la estrategia, no solo de una parte en concreto como puede ser la gestión en remoto o la venta online. Este proceso ha sufrido una aceleración, y lo que habría tardado 6 u 8 años, ha pasado en unas pocas semanas».

«Mantener el contacto con los clientes para saber qué necesitan y en qué podemos ayudarles»

ciclo diálogos con el sector deportivoMartina Claus manifestó que, desde Firamunich y desde Ispo, «hemos intentado acercarnos a los clientes. Teníamos la tecnología medio preparada, pero fue un reto instalar a la gente con sus equipos en casa. Nos vimos obligados a cancelar OutDoor by Ispo por razones obvias, si bien en Múnich se organizó un evento híbrido, los Ispo ReStart Days, que contaron con una cifra de asistentes notable. Pero, sobre todo, hemos procurado mantener el contacto con los clientes para saber qué es lo que necesitan y en qué podemos ayudarles».

Por su parte, Santi Rodríguez considera que, en este momento, «se ve un deseo de estar en la vanguardia de la tecnología. Hemos visto que hay distintas velocidades, no todo el mundo está capacitado ni sabe por dónde empezar. Algunas no saben para qué quieren la tecnología y ahí intentamos ayudarles a entenderlo y a sacarle el máximo partido».

Usar la tecnología para llevar a cabo procesos más eficientes

ciclo diálogos con el sector deportivoMar Peire apuntó que, «de repente nos hemos encontrado que la pandemia nos ha hecho una radiografía de lo que estaba ocurriendo y de la necesidad de hacer cosas nuevas o de hacerlas de modo distinto. Eso nos ha obligado a transformarnos digitalmente y a usar la tecnología para llevar a cabo procesos más eficientes».

Para Josep Aballó, «somos adaptativos como consumidores; ualquier cambio lo podemos adoptar. Pero como empresas cuesta algo más. Cuesta más moverse. Hasta que no ha habido algo que nos ha golpeado fuerte y hemos reaccionado porque había que adaptarse para sobrevivir; porque, a fin de cuentas, la transformación digital es adaptarse, utilizar lo que tienes a tu alrededor».

«Se trata de asignar recursos humanos para ser capaz de trabajar de otra forma»

ciclo diálogos con el sector deportivo«Quienes están administrando las empresas han puesto el foco en los recursos, en las herramientas -afirmó Andrés de la Dehesa-. Esto va de recursos humanos, de invertir en sus equipos. Se trata de asignar recursos humanos para ser capaz de trabajar de otra forma». Al mismo tiempo, el CEO de Sportmas advirtió que «hay que quitarle hierro al “horror” de la tecnología y a los costes, que están bajando y continuarán reduciéndose».

Carlos Gutiérrez lamentó que todavía haya «empresas que no tienen ni departamento tecnológico. Una partida presupuestaria es imprescindible si se quiere perdurar. Nuestra estructura de empresa se basaba desde hace 5 años en la transformación digital sustentada en tres pilares: apertura de tiendas, centros de distribución y en informática; entendiendo ésta como basada en la cultura digital. Y también ha sido clave la formación a través de Sprinter Technology, porque hay muchos directivos que no sabían cómo se hacía una videoconferencia».

«Tienes que controlar el ‘real time” de la demanda para poder atenderla debidamente»

El CIO y manager de IT en Sprinter entiende que la clave reside en el equilibrio: «¿De qué vale reventar una tienda online donde se consiguen cifras estratosféricas si no disponemos de una logística preparada? Nuestro escenario es mucho más complejo, con 274 tiendas, transformando a una plantilla de 9.000 personas y venir al centro logístico para preparar los pedidos y cumplir con los compromisos adquiridos con los clientes. Y tienes que controlar el ‘real time” de la demanda para poder atenderla debidamente».

La gerente de Firamunich, con experiencia y conocimiento en distintos sectores, manifiesta que «en el sector hay operadores muy preparados y sensibilizados, pero el tejido del retail todavía está deseando al anterior escenario, a la vista de lo que comentan muchas marcas. Y hay que evitar desear volver a esa anterior realidad. Las pequeñas empresas no saben cómo afrontar esa transformación digital y es necesario ayudarlas».

«El sector eportivo se halla en un punto medio en transformación digital»

«Comparando este sector con otros productos de consumo -prosiguió Martina Claus-, diríamos que el deportivo se halla en un punto medio. En óptica, por ejemplo, van mucho más avanzados, mientras que joyería o moda van por detrás; o en los industriales, con mayor contacto B2B, percibo que están deseando regresar a ferias presenciales, donde exista mayor contacto y mayores posibilidades de ver in situ los productos y las innovaciones que se presentan».

ciclo diálogos con el sector deportivoEl CTO de Plyzer Intelligence apuntó «hay empresas que todavía utilizan métodos obsoletos. Y hay gente que se ve obligada a utilizar herramientas de ese tipo porque la empresa no está digitalizada. Hay conocimiento en la empresa pero se utiliza para otras tareas. Nos enfrentamos a distintas velocidades, porque hay empresas que sí invierten en tecnología, otras que la tienen pero no saben para qué sirve y otras que ni se plantean incorporarla».

«Tenemos que establecer modelos predictivos de demanda»

Respecto a lo que tiene que suponer la transformación digital para el sector deportivo, Andrés de la Dehesa entiende que, «fundamentalmente debería comportar un cambio en el modelo de negocio. El deporte es un mercado de futuros, con programaciones en firme que vendrán con un decalaje de meses, y en otros sectores éste es un concepto difícil de comprender. No llegaremos a un ‘fast fashion’, ni lo deseamos, pero sí tenemos que establecer modelos predictivos de demanda como pasó hace 35 años en el mundo de la alimentación».

la digitalización tras la etapa del coronavirusEl CEO de Sportmas aboga por «compartir datos, intercambiar información, que nos permita dotar de cierta inteligencia, que ahora denominaríamos algoritmos, para poder predecir mejor la evolución de demanda; e incluso observar los precios de manera dinámica. En el sector, ahora mismo, brillan por su ausencia personas capacitadas en ciencia de datos, ‘data science’, para adoptar decisiones. A las marcas les estamos empezando a dotar de esos recursos para que puedan aprovecharlos. Existe cierto desconocimiento acerca de para qué van a servir los datos. Y siempre pongo un ejemplo, que es cómo Decathlon, cuando abrió en Barcelona en 1993, solo preguntaba al consumidor un dato, como es el código postal de residencia; algo que le sirvió para, años después, cuando abrió sus tiendas City, tener geolocalizados sus consumidores. El consumidor es nuestro rey, pero “trabajar” con datos es crucial. La pandemia ha acelerado un proceso de concentración similar al que ocurrió en el sector de la alimentación tiempo atrás».

«Estrellarse constantemente contra un muro»

La fundadora de Coolcasc reconoció que su empresa se halla «a medio camino en la digitalización. Es difícil para una empresa modesta acceder a determinadas tecnologías o consultorías para encarrilar este proceso de transformación digital. Lo que sí hemos hecho es compartir información en la nube con nuestros clientes, en aras de una mayor eficiencia. Pero muchas veces se olvidan de que está disponible esta información y nos las piden por mail, lo cual es como estrellarse constantemente contra un muro».

Fue en ese instante cuando el manager en Transformación Digital en Rocasalvatella manifestó que «es momento para dejar de hacer de MacGyver y pasar a ser James Bond; asumir el papel de alguien que cuenta con recursos, con una organización detrás, con licencia para… transformar. Tienes un presupuesto, una responsabilidad y tienes que provocar que pasen cosas: entender cuáles son los datos más importantes, recopilarlos, procesarlos y tomar decisiones adecuadas».

«Es necesario convertir el ‘big data’ en ‘smart data’»

ciberseguridad en época de crisis de coronavirusA lo cual, Santi Rodríguez añadió que es necesario convertir el ‘big data’ en ‘smart data’. «El dato es fácil obtenerlo, y lo que hace falta es saber utilizarlo. Hay empresas, como la nuestra, que ayudan a los pequeños operadores a competir frente a los grandes».

Carlos Gutiérrez, de Sprinter, se sintió interpelado al mencionar a los operadores gigantes. En este sentido, quiso señalar que «la facturación es una cosa y cuanto más grande es una empresa más se convierte en un elefante. Uno de los principales handicaps que tenemos es que nuestras empresas tienen montones de datos y no son capaces de gobernarlos cuando llega un momento como el que hemos vivido. Hay que eliminar las hojas de cálculo y transformarlas en procesos. La colaboración es vital en las empresas, y que fluya la información en los equipos. Como responsable de área, tienes que buscar la máxima eficiencia en la empresa».

«Lo que tenemos que hacer es convertir esto en un ecosistema del que nos podamos sentir orgullosos»

Este aspecto fue corroborado por el CEO de Sportmas, quien recordó que «ninguno de nosotros es mejor que la suma de todos nosotros. Lo que tenemos que hacer es convertir esto en un ecosistema del que nos podamos sentir orgullosos. Desde Afydad intentamos contribuir a esa colaboración entre las empresas, ese trabajo conjunto para abordar un reto común».

Martina Claus quiso reivindicar que, «como Ispo, como plataforma ferial y de intercambio de conocimiento, hemos organizado múltiples iniciativas para avanzar compartiendo conocimiento y datos. Afydad está haciendo una gran labor acercándose a otros sectores afines que deberían formar parte de esta misma plataforma, para actuar como portavoz único y adquirir mayor entidad y capacidad».

«Hacer pedagogía para conseguir compartir esa información en beneficio de todos»

También Mar Peire convino en que «es necesario compartir la información. Hay empresas más proclives a ello, pero otras muchas no lo están y hay que seguir haciendo pedagogía para conseguir compartir esa información en beneficio de todos, para ser más eficientes y competitivos».

Una información que, para Josep Aballó, tiene incluso que ir más allá del propio ámbito. «Estamos cada vez ante un mundo más complejo, con problemas cada vez más complejos, y para resolverlos es preferible unir esfuerzos. Resulta positivo, por ejemplo, tomar un café con alguien que nos resulta ajeno para aprender de otros sectores, de otras áreas, de otros entornos… Enriquecernos con otras experiencias que nos permitan trasladarlas, a modo de innovación, a nuestro ámbito».

«Cada cual tiene que liderar el cambio desde su propia posición»

Por su parte, Santi Rodríguez insistió en que «la tecnología es solo un vehículo, y la colaboración entre empresas resulta fundamental. En lo que respecta a la transformación digital, no basta con aspirar a que existan cambios, sino que cada cual tiene que liderar el cambio desde su propia posición».

A su vez, Carlos Gutiérrez apuntó que «hay gente que no sabe por dónde empezar. Hay que empezar por algo sencillo, que aporte resultados objetivos y que demuestre que esas inversiones realmente resultan efectivas. E invertir en formación, en Recursos Humanos».

«Se trata de inversión, no de un gasto»

Un aspecto que Andrés de la Dehesa, a modo de colofón, quiso subrayar: «Se trata de inversión, no de un gasto». Al mismo tiempo, el CEO de Sportmas destacó que «la transformación es un proceso que se vive poco a poco, donde cada cual se marca su propia velocidad».

ciclo diálogos con el sector deportivo

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies