Un gol que, sin serlo, es olímpico

el-marcador-juan-manuel-surroca-futbol-gol-olimpico-2En el argot futbolístico se conoce por gol olímpico aquel que se obtiene de lanzamiento directo de un saque de esquina sin que ningún otro jugador intervenga en la jugada. Pese a su referencia olímpica, esta definición no se gestó en el ámbito de unos Juegos Olímpicos aunque  de forma indirecta sí tiene relación.

Este gol que, sin serlo, es olímpico tuvo su origen en una jugada durante partido amistoso, disputado el 2 de octubre de 1924 en Buenos Aires, entre las selecciones de Argentina y Uruguay. Este partido era la devolución de la visita de los argentinos que, el 21 de septiembre de 1924, jugaron ante Uruguay un partido homenaje a los campeones olímpicos de París 1924(1). Aquel partido finalizó con empate a un gol y, tal como se había acordado, una semana después los uruguayos visitaron Buenos Aires. Pero incidentes en las gradas motivaron el aplazamiento del partido, que se disputó finalmente días después: el 2 de octubre.

Onzari marcó un gol a la selección campeona olímpica

Antes del partido, los jugadores uruguayos dieron una vuelta al terreno de juego recibiendo el reconocimiento del público argentino por su gesta(2), que fue definida como “la vuelta olímpica”. Llegado el minuto 15 del primer tiempo, el extremo argentino Cesáreo Onzari marcó el primer gol con un sorprendente lanzamiento directo desde el córner. El portero uruguayo Antonio Mazzali vio como el balón, lanzado directamente desde la esquina con un endiablado efecto, entró junto a la cruceta derecha de su portería. No es nada extraño que, dada la  gran rivalidad entre ambas selecciones y tratándose  de un gol al flamante campeón olímpico, se lo definiera como  “gol a los olímpicos” y que, de ahí, derivara a la acepción popular de “gol olímpico”. Un gol asombroso por el impacto que supuso por sus especiales características y que el colegiado, Ricardo Villarino, no dudó un ápice en darlo por válido.

el-marcador-juan-manuel-surroca-futbol-gol-olimpico

1924: El legendario «gol olímpico» de Onzari.

Muchos desconocían que, días después, de finalizado el torneo olímpico de París, el 14 de junio la Internacional Board (IBFA), organismo que determina el reglamento del fútbol, había modificado su artículo 11 dejando sin efecto la norma que invalidaba un gol obtenido directamente lanzando un córner si nadie tocaba el balón. Aunque la gloria y paternidad del gol olímpico quedó para Onzari, lo cierto es que son varias las fuentes que coinciden en señalar que le primer gol olímpico se marcó el 21 de agosto de 1924 y su autor fue Billy Aston, en un partido de la 2ª división escocesa. Pero no  tuvo eco alguno y se quedó en el anonimato.

“Cococho”, rey del gol olímpico, marcó dos en un solo partido

el-marcador-juan-manuel-surroca-futbol-gol-olimpico-3

1962: El unico gol olímpico en la Copa del Mundo, en el URSS-Colombia.

A lo largo de la historia han sido muchos y sonados los goles olímpicos que se han producido, aunque, curiosamente, en la Copa del Mundo solo se recuerda uno que, para más inri, fue encajado por el entonces considerado mejor portero del Mundo. Sucedió el 3 de junio de 1962, a falta de veinte minutos para acabar el partido entre la URSS y Colombia. El gol lo marcó el colombiano Marcos Coll y lo encajó el mítico Lev Yashine(3). Sin embargo, transcurridas más de nueve décadas, otro argentino, Juan Ernesto “Cococho” Alvarez, es y seguirá siendo durante largo tiempo el rey del gol olímpico, ya que durante su carrera futbolística llegó a marcar hasta nueve (ocho de ellos con el Deportivo Cali), con el añadido que, en agosto de 1976, logró marcar dos en un mismo partido ante el Deportivo Cúcuta.

juan-manuel-surroca-el-marcador-juegos-olimpicosJuan Manuel Surroca es periodista experto en olimpismo.
Los artículos de esta sección son reproducciones de su blog, que puede consultarse en el sitio
http://elmarcadordejmsurroca.blogspot.com.es/

(1) Uruguay ganó en octavos a Estados Unidos (3-0); en cuartos de final, a Francia (5-1); en semifinales, a Holanda (2-1); y en la final, a Suiza (3-0).

(2)  A falta de un Campeonato del Mundo, entonces el torneo olímpico de fútbol era la competición de mayor relevancia internacional.

(3) Aquel gol fue el segundo de los colombianos y descentró a los soviéticos, que iban ganando por 4-1 y vieron como, en una gran remontada, los sudamericanos lograrían empatar a 4.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies