Un negocio nada accesorio

El diccionario define “accesorio” como aquello “que depende de lo principal o se le une por accidente”; e, incluso, como algo “secundario”. Sin embargo, los accesorios suman. Lo sabe bien la distribución deportiva, que halla en ese segmento un negocio que remata la facturación del textil y del calzado y que, sobre todo, complementa el atractivo de su oferta con artículos que, frecuentemente, fomentan la visita al punto de venta.

Una alta rentabilidad por metro cuadrado

«El mercado de los accesorios deportivos se encuentra en un momento dulce. Históricamente era una categoría que muchas tiendas tenían olvidada, pero poco a poco han ido ganando el hueco que merecen en el punto de venta. La venta de accesorios suele ser bastante dinámica, con una alta rentabilidad por metro cuadrado, y esto es algo de lo que se ha ido adquiriendo conciencia en los últimos años», señala Carme Valls, directora de Ventas de Original Buff.

«Los accesorios están en auge pero nos queda mucho por trabajar a las marcas y a las tiendas -opina Eduardo Eceizabarrena, country manager de Regatta-. Hay un tirón muy fuerte ahora mismo con las botellas de agua, especialmente en verano. Cuando las marcas lanzan diseños nuevos y variedad, la respuesta es inmediata».

«Los accesorios con un PVP bajo son los que más sufren»

mercado de accesorios deportivosJulio Cusachs, de la firma de calcetines Enforma, apunta que «los accesorios ocupan muchas familias de producto en las que se puede personalizar la situación, pero está claro que el momento es complicado para todos excepto para un grupo reducido. Prácticas como el yoga están en auge; la demanda, sobre todo online, ha aumentado ostensiblemente. La gente ahora ha ganado confianza en la compra online por la premisa que se está implantando del “no tocar”, las tiendas físicas sufren y las que tienen poca liquidez sucumben. En el esquí, en cambio, la caída de las programaciones de accesorios por la incertidumbre del próximo otoño/invierno ha sido muy notoria y las tiendas y usuarios comprarán sobre la marcha; resulta difícil realizar previsiones de producción. Los accesorios con un PVP bajo son los que más sufren, porque son más de impulso cuando estáas completando una venta en la tienda física».

No obstante, José Pizarro, desde Pizarro y Madureira, admite que «los accesorios deportivos no son una prioridad para los clientes. Infelizmente, pocos son los que lo ven como un importante plus de la facturación, sin riesgo ya que son permanentes y solo repones cuando vendes».

Productos muy versátiles para cualquier deportista

Por su parte, desde la filial ibérica de Polar, Esther Noguera señala que «en nuestro caso, los sensores de frecuencia cardíaca completan un sistema de entrenamiento simplemente conectándolos al móvil a través de la app Polar Flow o Polar Beat. Sin necesidad de llevar un pulsómetro de muñeca, puedes obtener los datos de entrenamiento directamente en el móvil y analizarlos posteriormente. Además, la compatibilidad con tecnologías Bluetooth y ANT+ los convierten en productos muy versátiles para cualquier deportista».

El gerente de Mund Socks, Pedro Echavarría, señala que, «en estos momentos, está todo en general bastante parado con a causa de la pandemia del Covid. Ciertos deportes como el running y el bike sí han aguantado e incluso aumentado, y también en los accesorios de estos deportes».

mercado de accesorios deportivosMayor optimismo expresa Oscar Bel, director general de Amazing Solutions, que considera que «hay un auge de este tipo de artículos por varias razones. Cada vez más la gente busca complementar el equipamiento deportivo con accesorios que permiten tener una experiencia completa de la práctica del deporte, o ayudar a la misma. El hecho de que normalmente tengan un precio inferior a lo que son las prendas, calzado, etc., facilita la venta en poco espacio dedicado, reportando al final una buena rotación por metro cuadrado. El incremento de practicantes deportivos por las situaciones vividas estos últimos meses también ha ayudado a su incremento en ventas».

Más productos de continuidad para reducir la presión y el riesgo de nuestros clientes»

De cara a activar el mercado, ante la actual situación, las firmas han diseñado diferentes estrategias. Así, «desde Buff queremos dar apoyo a nuestros clientes en todo lo posible; entendemos que es el momento de hacer equipo y buscar situaciones de colaboración mutua. Es por eso que hemos flexibilizado los plazos de pago así como la adaptación de los pedidos iniciales de programación de verano según las necesidades actuales de cada cliente. Además hemos presentado una colección para verano SS21 con más productos de continuidad de lo habitual, para reducir la presión y el riesgo de nuestros clientes».

Accede al reportaje completo en Diffusion Sport nº 521.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies