Tugga busca convertirse en referente europeo de guantes calefactables

La joven empresa andorrana Tugga busca convertirse en referente europeo de guantes calefactables. Pretende conseguir su propósito en el plazo de dos o tres años, según ha informado a Diffusion Sport Carlos Dávila, gerente de esta compañía que este año está mostrando una alta proactividad en lo que respecta a participaciones feriales. Y es que Tugga, tras haber expuesto en Ispo Munich, ha debutado en Sport-Achat y prepara su participación en Motoh!. Y en verano, la firma también acudirá a Eurobike.

«La intención es desarrollar guantes calefactables específicos para distintas disciplinas: esquí, ciclismo, caza, motociclismo…», declara el gerente de esta empresa que busca partners en España que ejerzan de distribuidor, «pues hasta ahora nuestro negocio en el mercado español es mínimo». Actualmente, además de España y Andorra, la firma se halla presente en mercados como Italia, Francia y Benelux, «y estamos manteniendo conversaciones para la introducción en nuevos países, como por ejemplo Austria y Suiza».

2016 fue un ejercicio positivo para la compañía andorrana, que experimentó un crecimiento del 60%. Dávila atribuye esta evolución «a la calidad de nuestro producto. El mercado valora tanto este aspecto como la tecnología que incorporamos, con componentes de firmas reconocidas como eVent o Thinsulate».

Tugga, accesorios, guantes calefactables, outdoor, esquí, AndorraEn Sport-Achat, al igual que en Ispo Munich, Tugga dio a conocer una aplicación que permite regular la temperatura de los guantes desde el móvil. Además de permitir personalizar el confort térmico, también se puede controlar la autonomía de la batería. «Se trata de una tecnología de desarrollo propio en colaboración con unos ingenieros de Málaga, cuyos prototipos se han llevado a cabo en Barcelona y cuyo montaje se ha hecho en China», revela Carlos, quien también señala que el instituto alemán Dekra ha homologado todos los elementos electrónicos.

La firma se propone trasladar esta aplicación a otras prendas, a fin de que el usuario pueda controlar desde su dispositivo móvil el confort térmico de las mismas. Además, Tugga se plantea el desarrollo en el futuro tanto de camisetas calefactadas como de otras sin calefactar, así como el lanzamiento de una línea técnica de textil de ciclismo.

Este año, el objetivo de la compañía andorrana pasa por «rematar los prototipos para afrontar el 2018 con las máximas garantías para hacer frente a la competencia». Asimismo, Tugga confía en continuar por la senda de un fuerte crecimiento, «porque se trata de producto tecnológico, cuya evolución tendrá que ver con la respuesta del mercado. No es un producto económico, pues detrás existe mucha inversión en I+D+i, mucho trabajo de laboratorio, muchas certificaciones técnicas, muchos componentes reconocidos…», razona Carlos Dávila.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies