Satisfacción en la Fesi por el acuerdo económico europeo con Japón

Acuerdo entre la Unión Europea y JapónEste miércoles, 12 de septiembre, se ha dado un paso importante, durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo, con el voto de los eurodiputados aprobando finalmente el Acuerdo de Asociación Económica (AAE) con Japón. Una vez en vigor, este nuevo acuerdo creará una zona comercial de 600 millones de personas y cubrirá un tercio del PIB mundial y alrededor del 40 por ciento del comercio mundial. Con el tiempo, también eliminará casi todos los derechos de aduana por un valor aproximado de 1.000 millones de euros anuales en productos y servicios europeos exportados a Japón.

Según la Comisión Europea, el AAE UE-Japón es «la mayor asociación comercial bilateral jamás negociada por la Unión Europea». La evaluación de impacto de sostenibilidad comercial de 2016 del acuerdo indicó que las exportaciones de la UE a Japón podrían aumentar hasta en un 34%, y según un cálculo más reciente de la Comisión, las empresas europeas, entre las cuales la industria europea de artículos deportivos, ahorrarán hasta 1.000 millones de euros en los aranceles por año como resultado del AAE UE-Japón. Además de explotar el potencial sin explotar del comercio bilateral, el acuerdo también tiene una importancia estratégica, ya que transmite un fuerte mensaje del compromiso de las partes de promover un sistema de comercio libre y justo basado en normas y de rechazar el proteccionismo comercial.

Aumento significativo del comercio entre la UE y Japón

«Cinco años después del lanzamiento oficial de las negociaciones, la Fesi se complace de que el Parlamento Europeo haya dado su consentimiento a este acuerdo comercial, que aumentará significativamente el comercio entre la UE y Japón» -ha declarado Frank Dassler, presidente de la Federación Europea de la Industria del Deporte-. La Fesi ha sido muy activa en asegurarse de que las cuotas de calzado y los aranceles de importación de las botas de esquí sean continuamente parte de las negociaciones y estamos orgullosos de haber tenido éxito», agregó.

De hecho, la industria de las botas de esquí actualmente enfrenta un arancel de importación del 27% en Japón y del 17% en Europa, lo que significa que las empresas europeas de botas de esquí pagan casi 20 millones de euros en impuestos de importación cada año. El nuevo acuerdo finalmente eliminará casi todas las tarifas de los productos, lo que constituye «un verdadero soplo de aire fresco para nuestro sector, y también será beneficioso para todos los consumidores japoneses que compran botas de esquí de fabricación europea», según Rene Harrer de la compañía Head y Presidente de la comisión de esquí de Fesi. De hecho, como Japón es uno de los principales destinos del mundo para los deportes de invierno, la liberalización de las importaciones contribuirá significativamente a alentar a los japoneses, a los jóvenes y a los niños a practicar el esquí haciendo que las botas de esquí sean más asequibles para los consumidores.

«Además, el acuerdo también garantiza un alto nivel de protección ambiental y laboral, que son valores fundamentales para nuestra industria», concluye Jérôme Pero, secretario general de la Federación.

Ahora que el acuerdo ha sido aprobado por el Parlamento Europeo, tiene que ser ratificado por el gobierno japonés para entrar en vigor. La Fesi espera que el proceso de ratificación se complete pronto, para que ambas partes puedan beneficiarse rápidamente del acuerdo.

Artículos relacionados