Ponsa abre planta en Monzón

 

P1060873Ponsa ha inaugurado recientemente una planta en Monzón, “con el objetivo de competir en nichos muy concreto donde prima el precio”, explica Thomas Roos, Area manager en esta compañía de casi 2 siglos de existencia. La factoría se añade a los 24.000 metros que Ponsa tiene en su sede en Manresa, a los 16.000 que dispone en China y a los 4.800 de Rumanía.

Esta empresa familiar en la que actualmente intervienen la 7ª y la 8ª generación produce gran variedad de opciones en cinta, de hasta 30 centímetros de amplitud. Las mismas son aptas, por ejemplo, para la fabricación de arneses, artículo que también producen aunque suele ir orientado a la construcción o a las labores verticales. “Pero también a los cinturones de seguridad en las carreras de automoción, pues nuestra firma históricamente ha estado muy comprometida con este tipo de manifestaciones deportivas y somos los únicos proveedores, por ejemplo, de cinturones para la Fórmula e, competición de vehículos eléctricos”.

Ponsa también fabrica un hilo bastante resistente a la abrasión y cuerdas para veleros. “En Alemania hallamos mucho cliente de nuestro hilo, ya que es un mercado muy exigente y no hay demasiados productores”. Aun así, Francia es el principal destino de las exportaciones de esta compañía que halla en el exterior el 60% de su negocio. El pasado año, “pese a que la crisis se notó, la exportación nos permitió conseguir un ejercicio satisfactorio. Este año esperamos en seguir creciendo”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies