InicioEmpresasAcciones corporativas«Los 50 años de J'hayber son fruto de habernos ganado la confianza...

«Los 50 años de J’hayber son fruto de habernos ganado la confianza del mercado»

Entrevista a Rafael Bernabeu, director general de J’hayber

J’hayber alcanza este año medio siglo de vida. La firma alicantina nació el 7 de octubre de 1972 «ante la inquietud de mi padre, Rafael Bernabeu, y mi tío, Mariano, que decidieron empezar a fabricar calzado de tiempo libre y deportivo», nos explica el actual director general de la compañía, Rafael Bernabeu, segunda generación de esta empresa que, según el mismo nos confiesa, «conserva el mismo espíritu con el que fue fundada».

Rafael y Mariano Bernabeu, fundadores de J'hayber
Rafael y Mariano Bernabeu, fundadores de J’hayber.

¿Qué supone alcanzar este hito?

Para cualquier compañía, cumplir cincuenta años supone demostrar una gran capacidad de adaptación, pues el mercado va evolucionando y experimentando continuos y cada vez más rápidos cambios. Al mismo tiempo, representa haber sido capaces de superar distintas crisis. Igualmente, es una satisfacción que sus fundadores podrán celebrar este medio siglo de trayectoria, pues no solo siguen con nosotros sino que mantienen esa misma inquietud que en su día les movió a poner en marcha este proyecto. Ésta es una empresa que conserva su talante familiar, heredado ya de mi bisabuelo, que en los años cuarenta fabricaba alpargatas. Posteriormente, en la década de los sesenta, nos lanzamos a la producción de calzado de señora, para, una vez llegados los setenta, introducirnos en el sector del calzado de deporte. Como sucesor, solo puedo estar orgulloso de que J’hayber continúe adelante y que, sin renunciar a los mismos valores fundacionales, la empresa se haya consolidado y se muestre en el mercado con toda su fuerza y con el espíritu joven que le caracteriza.

«El mercado ha podido contrastar nuestra vocación de servicio»

¿Cuál ha sido la clave de ese éxito?

Al margen de permanecer fieles a nuestra filosofía, probablemente buena parte de ese éxito reside en habernos mostrado ante nuestros clientes como lo que somos: una empresa cercana y familiar. Los 50 años de J’hayber son fruto de habernos ganado la confianza del mercado. La seriedad con la que hemos actuado nos ha permitido salvar todos los obstáculos a los que nos hemos enfrentado durante este medio siglo. El mercado ha podido contrastar nuestra vocación de servicio y que ese compromiso lo hemos sabido mantener a lo largo de toda nuestra trayectoria.

En la cual habrá determinados momentos clave…

Son muchos los capítulos escritos por J’hayber en estos cincuenta años y no resulta fácil resumirlos en unas pocas palabras. Sin duda, el momento fundacional fue un episodio importante, cuando la generación que me precedió demostró su espíritu innovador. Esa misma inquietud innovadora estuvo presente cuando convirtieron J’hayber en la primera empresa española en utilizar poliuretano inyectado en la fabricación de calzado. Otro salto relevante fue la incorporación de Antonio Díaz Miguel como embajador de la marca; un fichaje sonado porque en su haber el seleccionador español de baloncesto ya contaba con la medalla de plata cosechada en los Juegos Olímpicos de Los Angeles y renunció al contrato que mantenía con una multinacional para asociarse con J’hayber. Aquella decisión nos brindó una extraordinaria conexión con el mundo del deporte. Tampoco podemos olvidarnos de la apuesta que, en 2008, hicimos por el pádel; lo cual se ha revelado, con el paso del tiempo, como un gran acierto Supimos ver el potencial y la oportunidad que suponía esta categoría. Asimismo, sumar a Dani Martín como embajador se reveló como una acertada decisión para acercarnos al público juvenil. Pero insisto que, por encima de los momentos puntuales, la clave del éxito radica en haber sido capaces de mantener en el tiempo los valores de la empresa.

«Otro de nuestros desafíos reside en la internacionalización»

¿Cuáles son los retos de futuro que encara J’hayber a partir de ahora?

Pues pasan por seguir manteniéndonos en el día a día al lado de los clientes. Ante un mercado tan cambiante, estamos obligados a adaptarnos continuamente a sus necesidades y a las de los consumidores. El pádel nos brinda un ilusionante y amplio recorrido, pero al mismo tiempo estamos apostando por algunas líneas que se revelan como interesantes oportunidades a explotar, como son las de iniciación, de running, de trail running y de outdoor. Al mismo tiempo, hoy el mercado reclama confort, y ahí J’hayber puede ofrecer óptimas soluciones. Nos hallamos en un sector que se asoma a una etapa optimista, dado que el estilo de vida deportivo está de moda y eso nos proporciona múltiples oportunidades para aprovechar esa tendencia. Otro de nuestros desafíos reside en la internacionalización, una etapa que iniciamos hace cinco años.

Rafa Bernabeu, director general de J'hayber¿Qué representa la exportación actualmente para J’hayber?

Todavía representa un porcentaje modesto sobre la cifra de negocio, en torno a un 15%. Pero es donde conseguimos mayor crecimiento en la actualidad. Ahora mismo estamos presentes en una veintena de países y el objetivo es seguir ampliando ese capítulo, tanto a través del pádel como de las propuestas casual y de moda.

«Ser una empresa familiar nos permite hacer las cosas bien sin precipitarnos»

¿Cuáles son los mercados exteriores donde J’hayber consigue mejores cifras?

Italia constituye nuestro principal destino de las exportaciones, seguido de cerca por Francia, Grecia y Portugal. También en Sudamérica, los países del golfo Pérsico y los nórdicos están evolucionando satisfactoriamente. Estamos aumentando nuestra presencia internacional como una mancha de aceite, operando en algunos países con distribuidores mientras que en otros trabajamos con otro tipo de redes comerciales. Ser una empresa familiar nos permite hacer las cosas bien sin la necesidad de acelerar procesos que pueden resultar precipitados.

¿Seguirán participando en ferias profesionales?

Durante la etapa marcada por la pandemia hemos tenido que optar por decisiones prudentes, pero sí estamos atentos a esas oportunidades feriales para regresar a las mismas así que el escenario se revele propicio. De hecho, en septiembre tenemos previsto participar en la feria de calzado Micam, en Milán, y en la de pádel que se celebrará en Suecia.

«Ha sido un orgullo y un motivo de satisfacción recibir la felicitación de muchos clientes»

¿Se han visto afectados por los problemas de suministro que ha acusado la cadena de distribución en estos últimos meses?

Como prácticamente todos los actores de este mercado, también hemos sufrido esas incidencias. Primero, por el encarecimiento de los precios de los transportes y de las materias primas, algo que afectaba a nuestra cuenta de resultados y que confiábamos que fuera coyuntural. Afortunadamente, realizamos una concienzuda planificación que nos llevó a anticipar las compras y, pese a los retrasos habidos en los fletes, hemos conseguido completar nuestro servicio. Hemos sufrido por dar cumplimiento a nuestro compromiso, y lo peor son esos sobrecostes que en ningún momento hemos querido repercutir en nuestros clientes y consumidores. Y ha sido un orgullo y un motivo de satisfacción recibir la felicitación de muchos clientes, que han sabido valorar nuestro esfuerzo por ayudarles en un momento tan complejo. Este mes de marzo, por ejemplo, completaremos el servicio de la campaña primavera/verano 2022 iniciado en enero.

Tengo entendido que en algún momento se quedaron sin stock.

Cierto. Cuando programamos nuestras compras, siempre planificamos disponer de producto para reposición. En este último año las ventas resultaron extraordinarias. La no disponibilidad de producto de otras marcas llevó a algunos clientes a acudir a nosotros.

 

artículos relacionados

Guía de Empresas

Búsqueda en la hemeroteca


BUSCAR ARTÍCULOS

Lo más leído

Lo más leído

Guía de Empresas

Búsqueda en la hemeroteca


BUSCAR ARTÍCULOS