La pérdida de Shimano condena a Macario Llorente

Macario Llorente anuncia el cierreLa decisión de Shimano de crear una filial para el mercado ibérico ha condenado al cierre de la histórica compañía Macario Llorente, hasta ahora distribuidor de la firma de componentes para ciclismo.  La compañía, radicada en Alcalá de Henares (Madrid), cuenta con un equipo humano de setenta profesionales, algunos de los cuales con más de treinta años de trayectoria en la misma.

El pasado verano, los trabajadores constituyeron un comité de empresa para estudiar alternativas de viabilidad al propósito de la firma. Ésta tiene previsto clausurar su actividad a finales de este año, coincidiendo con la pérdida de la distribución de Shimano.

Una facturación de 49 millones de euros

Desde el comité de empresa se estima que Macario Llorente tiene margen para mantener alguna actividad con el resto de firmas que representa. En 2019, la compañía cerró su ejercicio con una facturación de 49 millones de euros.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies