La infidelidad en la empresa empieza cuando ésta se deshumaniza

Los expertos analizan las amenazas internas en las compañías en Security Forum

P1080767Conseguir que el empleado se sienta orgulloso de la pertenencia a la empresa se revela como la mejor fórmula para evitar las amenazas internas. Así lo manifestó el doctor José Cabrera, psiquiatra forense, en una mesa redonda organizada en torno a este tema y en el marco de Security Forum, evento organizado por el área de Seguridad de Peldaño y cuya cuarta edición tuvo lugar en Barcelona los días 25 y 26 de mayo.

Captura de pantalla 2016-05-25 a las 17.30.19«La infidelidad empieza cuando la empresa se deshumaniza», declaró Cabrera, después que Ángel Galán, presidente del Instituto de Probática e Investigación Criminal y comisario principal del Cuerpo Nacional de Policía, recomendara que «cualquier compañía contara con un pequeño grupo de inteligencia» para prevenir daños que van desde pequeños hurtos hasta la fuga de información sensible. «Hay que analizar riesgos, estudiar cómo hacerles frente, ejecutar los planes y analizar los resultados», propuso Eva Grueso, presidenta de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España, quien dibujó el siguiente perfil de ‘insider’: «persona de entre 35 y 55 años, asentada en la empresa, con una antigüedad en la misma de cinco años, con un potencial y una valía no reconocidos y que actúa con un ánimo de reto o de venganza».

El rencoroso, el oportunista y el necesitado

Captura de pantalla 2016-05-25 a las 17.30.36Un perfil distinto es el que apuntó Galán, quien se decantó por «un individuo de entre 21 y 35 años, fundamentalmente liberal, con poco recorrido en la empresa, que gusta de la aventura y la ficción, introvertido, con problemas y que actúa por encargo». Mientras, Ignacio Gisbert, jefe de Personal, Seguridad y Servicios de Cecabank, es de la opinión que existen «tres grupos de ‘insiders’: el rencoroso, el oportunista y el necesitado». Asimismo, Gisbert manifestó que la mayoría de despidos en la esfera laboral «tienen que ver con la falta de lealtad, y suelen estar vinculados a problemas del empleado con vicios, juego, droga. A menudo, el implicado atraviesa una situación de confusión que le lleva a actuar de manera irresponsable para conseguir dinero pensando que, más adelante, lo devolverá».

Captura de pantalla 2016-05-25 a las 17.30.54Joan Puig Guitart, director de Seguridad de la Información de Banc Sabadell, subrayó que «el empleado que lleva mayor tiempo en la compañía es quien mejor conoce los controles que ésta efectúa y, por tanto, entraña mayores riesgos». Unos controles y unos riesgos que «reclaman una constante reevaluación».

Ellos son más infieles que ellas

El doctor Cabrera hizo hincapié en la necesidad de efectuar «chequeos psicológicos» equiparables a los médicos convencionales para detectar posibles anomalías en el comportamiento del empleado. El psiquiatra, que declaró que «la conducta humana es imprevisible», advirtió que «el hombre presenta mayores índices de infidelidad que la mujer en todos los terrenos, incluido el laboral», por lo que potencialmente entraña para la compañía mayores riesgos que las profesionales femeninas.

Captura de pantalla 2016-05-25 a las 17.30.26Eva Grueso alertó que «la mayoría de empresas no verifican los currículos en los procesos de selección y, en ese sentido, se toman decisiones con datos no contrastados». Posteriormente, algunas compañías que tienen indicios de deslealtad por parte de los empleados contratan los servicios de una agencia de detectives para obtener pruebas; «imprescindibles para que el despido resulte procedente». La presidenta de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España apunó que «en España no existe la mentalidad de recurrir a la práctica preventiva, contratando a detectives que se infiltren en la compañía para evitar prácticas indeseadas. Sigue contemplándose más como un gasto que como una inversión».

Primark renuncia a proteger sus prendas y consigue rebajarlas

Gisbert corroboró que «lo difícil no es despedir sino acreditar la procedencia del despido». Por ello, abogó por «suministrar el máximo de información al empleado» a fin de evitar que éste pueda alegar desconocimiento de las normativas. El jefe de Personal, Seguridad y Servicios de Cecabank también quiso reflexionar sobre la importancia de invertir de manera proporcional en seguridad. «La empresa Primark, por ejemplo, prefirió prescindir de medidas para evitar la sustracción de su mercancía, atendiendo al bajo coste de la misma, y con el ahorro obtenido pudo rebajar el precio de las prendas que comercializa».

Captura de pantalla 2016-05-25 a las 17.30.46El doctor Cabrera incidió en la necesidad de observar a los empleados y dedicar esfuerzos a conocerlo. Asimismo. el psiquiatra reclamó «jefes de seguridad formados y sagaces para poder hacer frente al delincuente del siglo XXI». Un delincuente permanente si nos atenemos a la información facilitada por Joan Puig, quien certificó que «cada vez los ataques son más sofisticados y frecuentes, obligando a reformular constantemente los sistemas para hacerles frente».

Para Ángel Galán, es necesario usar la inteligencia, «y contar con una persona capaz, ajena a intereses de parcelas concretas en la compañía, para asesorar a los propietarios de la misma». Finalmente, Ignacio Gisbert insistió en «la cultura de empresa y el respecto al empleado, que debe sentirse valorado» como medidas preventivas que eviten los riesgos internos a los que se ven expuestos las empresas.

 

 

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies