La bicicleta compartida incrementa la práctica del ejercicio

bicis_bicingLos programas urbanos de bicicleta compartida favorecen el ejercicio de los adultos más que la compra de estas. Lo indica un estudio realizado en ciudades de Australia, Estados Unidos y Europa. Esta iniciativa ya existe en más de 800 localidades.

Estos planes permiten que los usuarios utilicen de forma compartida las bicicletas en lugar de tener que comprarla. Los autores del estudio afirman que este hecho favorece su uso y por tanto el desplazamiento activo, reduciendo el sedentarismo de los ciudadanos.

El uso de la bicicleta compartida depende mucho del sistema de transporte disponible

La investigación se desarrolló en las zonas metropolitanas de Londres, Melbourne, Brisbane, Washington y Minneapolis/St. Paul. El autor principal de este trabajo, Elliot Fishman, director del Instituto para el Transporte Sostenible de Australia, indicó que “el viaje sedentario (transporte público, automóvil o taxi) que está siendo reemplazando por el uso de la bicicleta compartida depende mucho del sistema de transporte disponible en la ciudad”.

Actualmente, hay más 800 ciudades en el mundo con este tipo de programas, en muchos casos para fomentar el ejercicio físico y reducir los problemas de tráfico y polución existentes. Todos los programas revisados por los investigadores utilizaban un sistema electrónico de pago y monitorización que les permitió controlar la distancia y la duración de cada viaje registrado en el año 2012.

Los autores realizaron encuestas online entre los usuarios para conocer sus hábitos de viaje. En la mayoría de los casos, la bicicleta reemplazó al transporte público. En el caso de Londres, donde el automóvil se utiliza menos que en las otras ciudades analizadas, fue donde la bicicleta menos reemplazó el viaje en coche. La proporción de reemplazos del transporte público, el automóvil o el taxi frente a las bicicletas varió entre el 51% en Minneapolis/St. Paul y el 68% en Brisbane y en Londres.

Aun así, las conclusiones indicaron que con los programas de bicicletas compartidas aumentan el tiempo de viaje activo en un rango de entre 1,4 millones de minutos (en Minneapolis/St. Paul) y 7,4 millones de minutos (Londres).

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies