InicioCoyunturaGuía completa (y kit de supervivencia) del uso de la IA en...

Guía completa (y kit de supervivencia) del uso de la IA en un Consejo de Administración

Jordi Marin es experto en innovación

Hace pocos días tuve la ocasión de ser ponente en la «Jornada Alumni» de la Escuela de Consejeros de Iese, del cual soy exalumno, hablando sobre la inteligencia artificial como guía para los consejeros del Consejo de Administración. Quiero compartir con vosotros algunas de las reflexiones que pude poner en común.

La inteligencia artificial está transformando rápidamente el panorama empresarial. Como consejero de un Consejo de Administración, es esencial comprender las implicaciones, oportunidades y riesgos asociados con la IA para guiar adecuadamente vuestra empresa en esta nueva era digital, cumpliendo así la misión del Consejo de trabajar para aportar valor y hacer sostenible nuestra empresa a medio y largo plazo. De acuerdo con mi conocimiento práctico, de asesorar constantemente a muchos CEOs y consejos de empresas, quiero compartir una guía de elementos a considerar. Me permito hacerla extensa porque creo que la importancia del tema lo vale.

La IA no es una moda pasajera, sino una tecnología disruptiva con un impacto profundo en diferentes áreas de nuestras empresas, en múltiples sectores y en diferentes mercados. Desde esta perspectiva, necesitamos entender a escala estratégica cuáles son los ámbitos afectados, cómo impacta en nuestra cadena de valor, en nuestro sector concretamente, en nuestros mercados, etcétera.

Hay un esquema que personalmente he utilizado muchas veces para asesorar empresas y ver el impacto de una tecnología utilizando lo que he llamado los 4 motores. Desde una perspectiva interna, primero hay que ver el efecto e impacto de la tecnología en las personas, en nuestros profesionales y su productividad. Por debajo, los procesos, la mecanización, la automatización o la robotización, que hará que este trabajo sea de más valor. Aquí la IA tiene ahora un gran impacto. Una vez abordado esto, vamos hacia afuera: la relación con nuestro cliente, cómo podemos mejorar el conocimiento del cliente, la personalización del producto y el servicio… aquí también la IA nos puede aportar hoy muchos elementos, y finalmente, la proactividad no solamente nos permite ofrecer mejores servicios sino también anticiparnos y ofrecer lo que el cliente quiere casi antes de que lo pida. Cuando todo esto funciona, estamos preparados para pensar en nuevos modelos de negocio, nuevas propuestas. Veamos brevemente algunos de estos elementos.

  • Transformación del modelo de negocio. La IA puede redefinir completamente los modelos de negocio existentes. Por ejemplo, empresas como Netflix y Amazon utilizan IA para personalizar la experiencia del cliente y recomendar productos, generando un aumento significativo en las ventas y la fidelización de los clientes. Necesitamos analizar si esto, por ejemplo, afecta nuestro negocio o empezar a trabajar con una estrategia startups o ventures para experimentar estos nuevos modelos y tal vez estar creando nuestra empresa del futuro.
  • Eficacia y eficiencia operacional. Esta tecnología permite automatizar procesos repetitivos, mejorando la eficiencia y reduciendo costos. En sectores como la manufactura, la IA puede predecir fallos en máquinas antes de que se produzcan, evitando tiempos de inactividad y reduciendo costos de mantenimiento. Nos puede automatizar tareas repetitivas que no aportan valor, trabajar en procesos sencillos sin intervención humana en decisiones muy mecánicas.
  • Innovación de productos y servicios. La IA abre nuevas oportunidades para desarrollar productos y servicios innovadores. Por ejemplo, en la industria farmacéutica, la IA ayuda a acelerar el descubrimiento de nuevos fármacos mediante el análisis de grandes cantidades de datos biomédicos. El ‘time to market’ se reduce, a la vez que la adaptación a las necesidades es más precisa.
     

La IA puede redefinir completamente los modelos de negocio existentes

La IA también tiene riesgos y desafíos que desde el Consejo de Administración o como consejeros tendremos que abordar y estratégicamente situar tanto desde la perspectiva de sostenibilidad de nuestra empresa como de aportar valor a nuestros directivos y accionistas.

  • Ética y responsabilidad. La IA plantea importantes cuestiones éticas, como la privacidad, el sesgo en los algoritmos y el impacto en el empleo. Es esencial establecer un marco ético claro para el uso de la IA, asegurando la transparencia y la equidad en sus aplicaciones. También habrá que alinear las implantaciones y los desarrollos de la IA de acuerdo con nuestros valores y nuestra cultura.
     
  • Seguridad y ciberseguridad. La integración de la IA en los sistemas empresariales aumenta la complejidad de la ciberseguridad. Es necesario desarrollar medidas de seguridad robustas para protegernos contra amenazas y asegurar la integridad de los sistemas de IA. Y a la vez, la IA puede ser un buen aliado en los planes de ciberseguridad y su uso nos puede ayudar a reducir riesgos.
     
  • Regulaciones y cumplimiento. La rápida evolución de la IA implica un entorno regulador en cambio constante. Los consejeros deben estar al corriente de las regulaciones locales e internacionales para asegurar que la empresa cumpla con todos los requisitos legales, como hacemos en otros ámbitos.
     
  • Talento y personas. La IA impacta en nuestra organización y, básicamente, puede afectar a las personas. En determinadas partes de la cadena de valor, puede suponer la eliminación de muchos puestos de trabajo, que habrá que prever y gestionar. Por otro lado, puede comportar la necesidad de nuevo talento, con nuevas profesiones y funciones hasta ahora inexistentes. Tal vez ahora no serán tan importantes unos perfiles determinados como las capacidades y competencias para adaptarse a estos entornos cambiantes y acelerados.
     
  • Visión Estratégica. El consejo debe definir una visión clara de cómo la IA puede ser un componente estratégico de su empresa. Esto incluye la identificación de áreas clave donde la IA puede aportar valor y el establecimiento de objetivos vinculados a la misión de este.
     
  • Gobernanza de la IA. Establecer una estructura de gobernanza sólida para supervisar el desarrollo y la implementación de la IA es crucial. Esto puede incluir la creación de comités especializados y la designación de responsables clave en la organización, el establecimiento de consejeros asesores especializados o la contratación de consejeros especializados.
     
  • Inversión en talento y capacidades. El consejo debe garantizar que la empresa invierta en la formación y el desarrollo de las competencias necesarias para aprovechar la IA. Esto puede incluir tanto la contratación de nuevos talentos como la capacitación del personal existente, incluyendo también el mismo consejo.
     
  • Monitoreo y evaluación. Implementar mecanismos para monitorear y evaluar el impacto de las iniciativas de IA es esencial. Esto permite al consejo ajustar las estrategias y asegurar que se están cumpliendo los objetivos establecidos. Tenemos que tener en cuenta los “básicos” de la gestión empresarial. Habrá que evaluar el impacto y ver los retornos y las rentabilidades como cualquier otra inversión.

Establecer una estructura de gobernanza sólida para supervisar el desarrollo y la implementación de la IA es crucial

Seguro que de la guía anterior hay algunos elementos que se pueden considerar que faltan, pero estos son algunos de los principales desde mi perspectiva de la práctica de asesoramiento con las empresas. La IA es una fuerza transformadora que puede ofrecer grandes ventajas competitivas si se implementa correctamente. Como consejero, es esencial comprender tanto las oportunidades como los riesgos asociados con la IA, y asegurar que la empresa esté preparada para navegar en este entorno tecnológico cambiante y acelerado. La clave está en una visión estratégica clara, una gobernanza robusta y una inversión continua en talento y tecnología. Aprovechando estas herramientas, el consejo puede guiar a la empresa hacia un futuro innovador y seguro, y garantizar la sostenibilidad y la aportación de valor a medio y largo plazo.

artículos relacionados

Guía de Empresas

Búsqueda en la hemeroteca


BUSCAR ARTÍCULOS

Lo más leído

Lo más leído

Guía de Empresas

Búsqueda en la hemeroteca


BUSCAR ARTÍCULOS