Fútbol y gestión del talento: ¿preparado para los retos del siglo XXI?

Carlos Rivero Consultor empresa i entrenador CELH HospitaletCarlos Rivero es consultor de empresa y entrenador del C.E. L’Hospitalet.

Miriam Díez Piñol es experta en retailMiriam Díez es doctora en Psicología e investigadora de Global Future of Work Foundation y colaboradora de East2West.

El fútbol y el deporte en general son actividades en las cuales el éxito depende de la colaboración y trabajo conjunto de todos los implicados: jugadores, entrenadores, personal técnico, entre otros. A los clubs de fútbol y podríamos decir que a todo tipo de organizaciones en general, les interesa captar el mejor talento para ganar el máximo de competiciones y de las máximas categorías. Ahora bien, ¿podemos decir que se trata de un sector con una gestión moderna o por el contrario presenta conatos típicos de organizaciones claramente del siglo pasado, más jerarquizadas, orientadas a la tarea más que a las personas y con liderazgos claramente individualistas? Vamos a analizar algunos de los ámbitos clave:

ÁMBITOS s. XX

S XXI

 Entorno

Estable

Turbulento (VUCA)

Persona

Instruir

Empoderar

Líderazgo Controlar, presionar

Cuidar

 

  1. ¿Qué oportunidades nos ofrece el entorno actual?

gestión de equiposVivimos momentos convulsos, impredecibles y en muchos casos efímeros. La pandemia sólo ha reforzado lo que ya sabíamos, las personas son el valor más importante de las organizaciones. Decir que lo que desmotiva y hace marchar a las personas es el trato personal que reciben y cómo se sienten en su entorno laboral, no es nada nuevo. ¿Por qué no hemos “escuchado” ni atendido estas consideraciones? En el siglo pasado podemos identificar períodos de mucha más estabilidad, en los que las organizaciones se permitían predecir y planificar a 5 y 10 años vista. En estos momentos, este tipo de acciones resultan estériles y en muchos casos ineficaces para tener una visión estratégica de lo que se puede y/o debe hacer.

  1. ¿Realmente la persona está en el centro?

liderazgo y poderEl término talento tiene distintas interpretaciones. Desde posiciones que lo consideran que es algo innato, que unos pocos tienen el privilegio de poseer, como ya sucedía en el siglo pasado, hasta los que consideran que se puede entrenar y mejorar a lo largo de la vida. ¿Qué debería ocurrir si la persona es el centro? Se sentiría empoderada, tal como podemos ver en la tabla anterior. En el caso del fútbol, empoderar puede resultar relativamente fácil, ya que sus “trabajadores” se inician en su práctica por un interés intrínseco personal. Además de la presencia de unas ciertas habilidades y competencias óptimas para su práctica. Sin embargo, con esto no es suficiente para asegurar los resultados. Y esto nos lleva al segundo de los principios, el liderazgo. ¿Cómo se construye la confianza en el líder de un equipo? Destacaríamos 3 pilares que deben estar compensados entre ellos. Por un lado, el trabajo técnico adecuado y planificado para mejorar la práctica deportiva. En este sentido, podemos prever que se puedan aprovechar todas las ventajas que comporta la transformación digital que estamos viviendo (inteligencia artificial, big data,…). Además, de una atención constante y continuada a las necesidades físicas y psicológicas de todos los stakeholders implicados (propios jugadores, entrenadores, preparadores, familiares, gestores,etc….). Y por último, el sentimiento de estar contribuyendo a mejorar el mundo en general, reforzando la faceta solidaria del deporte con causas diversas (medioambientales, sociales, sanitarias, etc….).

  1. Por último, ¿qué hacen los líderes cuando los resultados deportivos no acompañan?

deportes de equipoLa ciencia social apunta que el rendimiento es inversamente proporcional a la curva de aprendizaje. Esto significa que es complicado obtener los mejores resultados cuando estamos formando y cohesionando un equipo que no se conoce prácticamente entre ellos. ¿conocen los clubs y los entrenadores el potencial de sus trabajadores para conseguir en el menor tiempo posible que el talento se desarrolle? Un liderazgo moderno del siglo XXI buscaría cuidar y estimular a sus colaboradores. En cambio, los líderes clásicos apuestan más por controlar y presionar a sus jugadores, con el fin de conseguir mejorar su rendimiento

Para concluir, en este artículo hemos querido tener una visión crítica con el fútbol como deporte, analizando si está realmente preparado para afrontar los retos de este siglo. A modo de conclusión podemos decir que aún se encuentra en muchos aspectos en el siglo pasado. Uno de estos está relacionado con la gestión del talento, ¿es sostenible tener clubs de fútbol con una plantilla voluntaria que, en muchas ocasiones, ha de hacer un esfuerzo individual (económico y emocional) para compaginar la dedicación al fútbol con otras responsabilidades personales? Se requiere de una gestión del talento más profesionalizada, con un sistema de compensaciones acorde a las exigencias que se le impone. En la medida que seamos capaces de mejorar la calidad de vida de sus profesionales, contribuiremos a transformar la sociedad actual. Sin duda, el hecho de que el fútbol sea un deporte practicado a nivel global, con un elevado impacto social, puede convertirlo en una palanca clave para impactar en la sociedad actual y construir un mundo más sostenible. El resto está servido.

 

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies