Fiscalidad y continuidad de la empresa familiar

Jordi Tarragona, coach en empresa familiarJordi Tarragona es consejero de familias empresarias y abogado. Profesor de Empresa Familiar en ADE Universitat Central de Catalunya y autor del libro “Ángeles y Demonios de la Familia Empresaria”.

La importancia de las empresas familiares como generadoras de riqueza (60% PIB) y lugares de trabajo (70% de los privados) es la causa de la especial regulación a efectos de impuesto de patrimonio (exención) y sucesiones (reducción de la base imponible). Esta protección obedece a la recomendación de la Comisión Europea 94/1069, en la que instaba a los Estados miembros a adoptar las medidas fiscales adecuadas para facilitar la sucesión de la empresa familiar.

Con ocasión de la reciente modificación, aprovechando la ley de presupuestos, de dichos impuestos en Cataluña, la señora Natàlia Caba i Serra, directora general de Tributos y Juegos de la Generalitat de Catalunya, hizo una conferencia en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona el 8 de junio. En ella recordó y apoyo la propuesta 56 del informe Lagares de 2014 en la que en el apartado “d” se dice que “se entenderá como empresa familiar… aquella en la que más del 50% de la propiedad esté en manos de familiar de primer y segundo grado del causante”. En la actualidad el requisito es del 20%.

Aplicar la recomendación puede ser un golpe mortal

A medida que pasan las generaciones aumenta el número de socios y con ello se va diluyendo el capital y distanciando el parentesco. Aplicar la recomendación puede ser un golpe mortal para la ya difícil continuidad de muchas. Imaginemos una empresa familiar formada por primos. El grado de parentesco es de cuarto grado, por lo que ya no forman entre ellos grupo fiscal; este estará formado cómo máximo por hermanos (segundo grado). Si el fundador reparte la propiedad entre sus tres descendientes a partes iguales, los hijos de estos dejaran de ser empresa familiar. No tendrán exención en el impuesto de patrimonio, donde exista, ni en el eventual impuesto de grandes fortunas propuesto por el vicepresidente de gobierno. Y sus descendientes no gozaran de reducción en la base imponible del de sucesiones.

la revolución positivaEs importante que todo el mundo conciencie de forma constante a nuestros políticos de la importancia de facilitar la continuidad de las empresas familiares. Porque los políticos son los que hacen las leyes; y en la mayoría de los casos no han trabajado en la empresa privada, y aun en menos casos gestores de una, por lo que suelen estar bastante alejados de su realidad.

La defensa de la empresa familiar debe figurar en el decálogo de todos los empresarios

Puede caerse fácilmente en la tentación de pensar que todo esto no son más que ocurrencias. Pero solemos quejarnos cuando las leyes ya se han aprobado en lugar de actuar de forma preventiva. La existencia de organizaciones como el Instituto de Empresa Familiar y sus agrupaciones territoriales no debe servir de excusa para una presión constante a nivel individual por todos los medios legales. La urgencia de atender a las urgencias del día a día del negocio tampoco deben utilizarse para posponer dicha acción. La defensa de la empresa familiar debe figurar en el decálogo de todos los empresarios.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies