Esquí y montaña: arriba y abajo

deportes de invierno y de montañaAscenso y descenso. Tanto quienes practican el esquí como quienes adoran la montaña siguen la misma dinámica; aunque sea en condiciones muy distintas. Para los esquiadores, el ascenso suele ser la operación que les permite disfrutar del descenso mientras que para los alpinistas descender supone culminar el objetivo principal que acostumbra a residir en alcanzar la cima.

En ambos casos, sin embargo, el entorno es el mismo y su práctica demanda material de altas prestaciones: prendas que protejan del frío, cortavientos, impermeables…; calzado fiable, de extraordinario agarre; material técnico de alto rendimiento; y accesorios que contribuyan al correcto desarrollo de la actividad: guantes, máscaras, bastones…

En la temporada de invierno tienen depositadas las esperanzas muchos negocios deportivos, tanto de la industria como de la distribución. Tras un año marcado por el coronavirus, se confía en que el buen momento que vive el outdoor contribuya a la recuperación. Así lo destaca, por ejemplo, Roberto Fernández, consejero delegado de Hi-Tec Sports España: «Nuestro sector, que es el outdoor, se ha visto reforzado desde que terminó el confinamiento. La gente busca aire fresco, amplitud y, sobre todo, pasar el día fuera de casa. ¡Qué mejor que una buena caminata por la montaña!».

«El fenómeno de los deportes de nieve y outdoor están en uno de sus mejores momentos»

«Creo que hay dos lecturas -apunta Oriol Mercadal, country manager de Helly Hansen-. Tenemos que pensar que 2019 fue uno de los mejores años para los deportes de invierno. Los contactos y clientes que tenemos en estaciones y resorts de esquí nos confirmaron que vivieron uno de los mejores años de su historia. Entonces el concepto de cómo están los deportes de invierno, el fenómeno de los deportes de nieve y outdoor, están en uno de sus mejores momentos».

Mercadal añade que, «por otro lado, tenemos la contrapartida de un 2020 complicado por la pandemia del Covid porque altera todo el mecanismo, hay un grado de incertidumbre muy grande al no saber qué va a pasar, de no tener movilidad, no poder ir a la montaña, si podremos esquiar finalmente y con qué medidas. Por lo tanto, el 2019 como deportes de invierno fue un año fantástico que nos daba una proyección brutal para el 2020, pero la pandemia ha hecho que todo se pare y esté en ‘stand by’».

«El Covid-19 ha generado un crecimiento de los deportes  al aire libre que podría  beneficiar a los de invierno»

deportes de invierno y de montañaEn similar línea se expresa Michel Gogniat, director comercial de Ternua: «Por un lado, la situación relacionada con el Covid-19 ha generado un crecimiento de los deportes al aire libre que pensamos podría beneficiar a los de invierno (esquí, snowboard, etc.). Sin embargo, la gran incertidumbre que hay en cuanto a posibles restricciones en los desplazamientos, limitaciones de los aforos en las instalaciones (telesillas, telecabinas…) hacen que no se vea nada claro por ahora. También indicar que si octubre fue un mes con un tiempo invernal, ya que hasta llegó a nevar en los Pirineos, el mes de noviembre es particularmente caluroso por lo que una vez más parece que tendremos un invierno bastante clemente en cuanto a climatología, lo que no favorece nuestras actividades relacionadas con la nieve».

Desde Paredes, su director comercial, Juan Francisco García, vislumbra el futuro inmediato de estos segmentos con optimismo: «Debido a la situación que estamos viviendo, los deportes de invierno están adquiriendo mayor relevancia, y el consumidor tiene mayor necesidad de practicar deportes outdoor».

Momentos de incertidumbre

Más comedido se muestra Víctor Gurruchaga, responsable de Vaude en el mercado español: «Estamos inmersos en una grave crisis sanitaria y económica que no tiene en estos momentos fecha de finalización. Son momentos de incertidumbre, ya que no se vislumbra una solución ni fácil ni rápida a esta crisis y aunque los deportes de montaña se han visto reforzados tanto en numero de practicantes como en mayor valoración y disfrute de la naturaleza, la temporada invernal se abre con muchos claroscuros, ya no tanto en la capacidad de prácticas los deportes de invierno de forma segura como por la incidencia de las restricciones en los practicantes lo que repercute en las ventas de productos asociados a estas prácticas».

Danae Malet, product manager de Original Buff, contempla este invierno «incierto, estamos viviendo una situación sin precedentes. Podría haber un mayor interés y demanda para la práctica de deportes de invierno que en temporadas anteriores, dadas las limitaciones en movilidad y la práctica de otras actividades, basándonos en la tendencia que hemos visto durante el año en algunas categorías de deporte al aire libre como la bicicleta. Pero la situación probablemente la marcará las directrices y normas de prevención del Covid y la apretura de las pistas de esquí».

deportes de invierno y de montañaRespecto a la incidencia del coronavirus, Roberto Fernández admite que «todo va a depender de los confinamientos y las tasas de contagio de cada región. Pero estamos esperanzados. La campaña de otoño/invierno nos ha ido bien. Hemos podido salir adelante y eso nos da fuerzas y esperanzas para las próximas campañas de 2021».

«Estamos siendo camaleónicos y adaptándonos a los nuevos cambios en el comercio»

Juan Francisco García señala que, «en la próxima campaña, el detallista ya estará adaptado a las nuevas medidas y preparado para lo que pueda venir. En pocas palabras: estamos siendo camaleónicos y adaptándonos todos a los nuevos cambios en el comercio». «Es muy probable que el Covid tenga un impacto en esta próxima campaña -advierte Danae Malet-, pero predecir la magnitud será difícil. Dependerá en gran parte de la evolución de la pandemia y las restricciones a la movilidad y las actividades».

Para Oriol Mercadal, «el impacto es total porque las ventas se han parado. Los comercios han tenido que cerrar, los centros comerciales también, no hay movilidad por parte del consumidor y esto lo que genera es una gran incertidumbre. Esto también provocará que las ventas del 2021 se retrasen bastante más de lo habitual y se recuperaran o no dependiendo de lo que pase en las próximas semanas y meses. Dependerá de si podemos esquiar, si podemos ir a la montaña si podemos activar el outdoor».

«La gente tiene muchas ganas de hacer deporte y de salir»

«La parte positiva -añade Mercadal- es que la gente tiene muchas ganas de hacer deporte y de salir, pero el hecho de no poder hacerlo genera una una incertidumbre de cara a las ventas de invierno 2021. En Helly Hansen tratamos de ser optimistas y pensamos que en las próximas semanas se podrá reactivar el mercado y se generará ventas y que la economía se reactivará. Po lo tanto, el Covid tiene un impacto total en las ventas de próximo invierno 2021 y lo que pasa es que no sabemos qué nos depara el futuro porque la situación es de total incertidumbre. Intentamos verlo de forma positiva si la gente puede ir a las estaciones de esquí, puedan salir el fin de semana a la montaña y hará que el conjunto de la economía funcione mejor».

En opinión de Víctor Gurruchaga, «el impacto será importante de cualquier modo, pues parece que no habrá libre circulación de las personas y esta reducción redundará en los usuarios y sus necesidades de equipamiento. Bien es cierto que la conciencia medioambiental ha aumentado y los deportes en la naturaleza han aumentado en usuarios, pero esto no compensará todas las incidencias causadas por las restricciones».

deportes de invierno y de montañaPara Michel Gogniat, «es pronto para saberlo, ya que vivimos en momentos con mucha incertidumbre; pero lo que podemos indicar es que la campaña de primavera/verano 2021 ha sido muy correcta teniendo en cuenta que las tiendas estuvieron cerradas durante toda la primavera y no pudieron vender los productos de entre tiempo como pantalones, softshell o chaquetas finas. La internacionalización creciente nos ha ayudado, ya que hay mercados como el alemán que han experimentado un autentico boom de los deportes al aire libre, con el ciclismo, el running y el senderismo como principales protagonistas. Pensamos que la campaña de otoño/invierno 2021-22 debiera ir en esta línea también, salvo que en España y otros países europeos nos veamos obligados de nuevo a cerrar las tiendas en los momentos claves del año. Aunque pensamos que los principales gobiernos no tomarán tal decisión, que sería muy perjudicial para muchísimas familias pero también para su capacidad financiera».

«El mercado prefiere las marcas que innovan y que aportan tecnología y un diferencial»

El country manager de Helly Hansen manifiesta que «el mercado prefiere las marcas que innovan y que aportan tecnología y un diferencial. Marcas como Helly Hansen que son capaces de aportar al mercado nuevas tecnologías y de consolidar las que ya existen como la Lifa, Lifaloft, H2Flow, Helly Tech y como la que presentamos este invierno y la ampliamos para el próxima Lifa Infinity y Lifa Infinity Pro. Creo que el hecho de aportar tecnología al mercado te diferencia y aporta un valor añadido al mercado y al punto de venta».

Artículos relacionados