InicioCoyuntura«Es un error aprender a usar ChatGPT»

«Es un error aprender a usar ChatGPT»

Genís Roca habla de transformación digital en TeamLabsGenís Roca, experto en digitalización y tecnología y presidente de la Fundació .Cat, echó por tierra muchos mitos el pasado 31 de mayo en su intervención en TeamLabs, en el transcurso de una ponencia en torno a la transformación digital, en una sesión realizada en colaboración con Mondragón Universitatea y Caprabo. Este arqueólogo y gurú de internet empezó poniendo en duda el carácter «vertiginoso» de la transformación digital, concepto en el que, desde su perspectiva, hace treinta años que estamos todos sumergidos y del que «ya resulta hasta cansino hablar».

«¿Todo va muy rápido? -cuestionó retóricamente-. Mentira: todo va a su ritmo». Genís alertó que el marco mental en el que estamos sumergidos «nos expulsa de la estrategia y nos empuja a la operativa. Debemos recuperar la perspectiva, a la hora de definir nuestra hoja de ruta, y, si es menester, irla modificando cada seis meses».

Usar el término «tecnología» nos delata

Roca invitó a reflexionar a los presentes en torno a la tecnología, advirtiendo que el uso de este término nos delata. «Lo utilizamos para aquellas cosas creadas a posterior de nuestro nacimiento, cuando, en realidad, la tecnología es todo aquello que mejora nuestras capacidades, como unas gafas, a las que nadie se le ocurre identificar como tecnología».

Genís Roca habla de transformación digital en TeamLabsEl conferenciante recordó, asimismo, que la digitalización «es la capacidad humana de expresar cualquier cosa mediante unos y ceros, incluidos los sentimientos. Esa circunstancia convierte todo eso en transportable, transmitible, almacenable y operable». Por otra parte, definió internet como «el flujo de información constante que se alimenta de distintas fuentes en soporte digital. A mayor flujo, mayor capacidad de obtener soluciones».

«La transición tecnológica no ha sido tan vertiginosa»

Genís advirtió que, «pese a ser la transición tecnológica más rápida de la Historia», visto en perspectiva no ha sido tan vertiginosa, si tenemos en cuenta que han pasado 40 años desde la irrupción de internet «hasta ser capaces de conectar la aspiradora Roomba…». Una transición iniciada en la década de los 80 con un flujo de información de tipo corporativo, para llegar al siglo XXI con un flujo generado por la ciudadanía (y capaz de propiciar una transformación en el sistema de reservas hoteleras, subyugada por completo a los comentarios de los usuarios y que ha llevado a Booking a concentrar el 75% del negocio y percibir una comisión en torno al 13%) y aterrizar en la presente década en un flujo generado por los objetos.

Genís Roca habla de transformación digital en TeamLabsEn opinión de Roca, y atendiendo a esos flujos, solo existen tres etapas en internet. La primera de ellas, muy madura, basada en la gestión y que ha llevado a que las empresas tengan una estricta dependencia de la informática, pues si falla internet se detiene toda actividad. La segunda etapa sería la relacional, que está empezando a madurar, basada en los puntos de contacto con los clientes y con un fuerte protagonismo de las redes sociales. Y una tercera fase, todavía verde, «donde adquiere importancia el dato en tiempo real y en la que manda el departamento de I+D».

«Los integrantes del departamento de I+D quieren atreverse y los de gestión, se resisten; y hacen bien»

Genís Roca habla de transformación digital en TeamLabsEl experto destacó que, «en general, existe en las empresas una obsolescencia de la informática de gestión», al tiempo que suelen proliferar tres visiones y tres planes distintos de transformación digital que funcionan simultáneamente en las organizaciones de envergadura y que difícilmente se ponen de acuerdo. «Los integrantes del departamento de I+D quieren atreverse y los de gestión, se resisten; y hacen bien», subrayó, ante el riesgo que supone realizar ciertas pruebas en áreas con información crítica, como podrían ser las historias clínicas de un hospital.

Genís Roca ironizó sobre la situación que nos genera el que «todo aquello que no es en tiempo real va mal», pues nos incomoda no obtener respuesta inmediata a determinados estímulos digitales como puede ser el completar una reserva, además de desear una respuesta personalizada. El arqueólogo y experto en internet vaticinó que, en el futuro, «pasaremos de una situación en la que, si no me encuentro bien, llamaré al medico, a una en el que será el médico quien me llamará para anticiparme que no me encontraré bien». Pero eso requiere una agenda de algunos lustros, dado que, para llegar a ese objetivo, antes habrá que resolver el algoritmo, los temas legales, computacionales, acordar cómo se comparten datos públicos y privados… «No todo es tan vertiginoso», repitió el ponente, quien también reiteró la necesidad de tener una visión «que nos permita disponer de una estrategia clara para irla modificando semestralmente».

Vamos hacia los «servicios proactivos masivamente personalizados basados en datos en tiempo real»

Genís Roca habla de transformación digital en TeamLabsA su entender, la sociedad se encamina hacia los «servicios proactivos masivamente personalizados basados en datos en tiempo real». Genís se felicitaba que, por primera vez en la Historia, podemos compatibilizar el «masivamente» con el «personalizado«, algo que han conseguido, con sus servicios, empresas como Netflix o Spotify; pero, también, instituciones como Hacienda, si bien solo cuando se trata de que el ciudadano cumpla con sus obligaciones fiscales… «pero no cuando se trata de facilitar información acerca de las ayudas de que se pueden beneficiar los autónomos», denunciaba Roca, quien aprovechaba, también, para «reñir» a aquellos operadores de la distribución que, «pese a disponer de información sobre mi constante consumo de chocolate, no son capaces de enviarme promociones vinculadas a ese tipo de producto».

El presidente de la Fundació .Cat también invitó a reflexionar en torno a cómo hemos pasado de una etapa en la que se podían adoptar decisiones a partir de las opiniones vertidas en internet a hacerlo a partir de los datos existentes en la red. «Nos encaminamos a unos servicios personalizados… sin conversación», subrayó la paradoja, al tiempo que señaló que, «en la actualidad, para los jóvenes la llamada telefónica es la última opción. Eso no significa que estamos deshumanizándonos, sino que estamos siendo prácticos. La tecnología no deshumaniza; es humana. Es una característica humana que nos diferencia frente a los animales», reivindicó.

«Toda actividad se basará en datos y funcionará con algoritmos»

la digitalización tras la etapa del coronavirusEn este sentido, Genís Roca manifestó que «toda actividad se basará en datos y funcionará con algoritmos», ilustrando esta aseveración con una fórmula farmacéutica: Abilify. Este medicamento tiene una versión en Estados Unidos, denominada Abilify MyCite, que incluye un chip ingerible capaz de monitorizar si el paciente se ha administrado la dosis diaria correspondiente. «Ya no es una pastilla, sino un servicio», pues esa compañía, que, por supuesto, monetiza esa solución, avisa al cliente (el propio paciente o quien esté a su cargo) de la imperiosidad de tomar el medicamento.

Por otra parte, y profundizando en el retail, Genís quiso destacar cómo las marcas han ido buscando cada vez más el contacto y el dato del cliente. «Cuesta que las marcas y el canal colaboren», afirmó, antes de pasar a enumerar los factores en los que la digitalización resultará crítica para los operadores de la distribución:

· Gestionar mucho volumen. 

· Concentrar mucha información.

· Merecer mucha confianza.

· Gestionar de manera muy personalizada.

· Ofrecer servicio antes que productos.

· Hacer los procesos muy escalables.

· Aceptar cambios radicales.

liderazgo para salir de la crisis del coronavirusAsí las cosas, Genís Roca animó a las empresas a definir su propia estrategia de transformación digital. Unas estarán orientadas al dato; otras, al usuario; otras, al profesional. «Resulta imposible poner el acento en las tres. Cabe preguntarse cuál es el ‘core’ de tu transformación digital», dijo como prólogo a la inmersión en la Inteligencia Artificial, un fenómeno que parece nuevo pero «en el que llevamos 60 años».

«Es un error aprender a usar ChatGPT. No es mi trabajo»

En opinión del experto en digitalización, «es un error aprender a usar ChatGPT. No es mi trabajo. La Inteligencia Artificial es software y nada más que software. Es una nueva capa añadida al software» que nos permitirá disponer de mayores prestaciones en todo ese tipo de herramientas informáticas que ya utilizamos. «En dos días dejaremos de hablar de Inteligencia Artificial y utilizaremos la última versión de nuestros programas de software, que asistirán a cambios alucinantes, porque la Inteligencia Artificial lo cambiará todo. pero lo que tenemos que exigir es un software nuevo», concluyó poco después de anunciar que, a finales de año, Europa tendrá su propio modelo fundacional, el motor de Inteligencia Artificial que nos permite obtener respuestas y que requiere un ingente proceso computacional. «Vamos más tarde que el resto del Mundo, sí, pero eso no tiene que preocuparnos». Además de haberse desarrollado en Barcelona, será público y de libre acceso.

 

artículos relacionados

Guía de Empresas

Búsqueda en la hemeroteca


BUSCAR ARTÍCULOS

Lo más leído

Lo más leído

Guía de Empresas

Búsqueda en la hemeroteca


BUSCAR ARTÍCULOS