InicioCoyuntura«El viento sopla muy a favor del retail deportivo»

«El viento sopla muy a favor del retail deportivo»

Entrevista a Magda Espuga, fundadora de la consultora Kiss Retail y flamante responsable de la Comisión de Retail de Spain is Sport-Afydad

Magda Espuga, experta en retailMagda Espuga, fundadora de la consultora Kiss Retail, se ha sumado a la patronal Spain is Sport-Afydad como responsable de la Comisión de Retail. La experta, que cuenta con una dilatada trayectoria en el mundo de la distribución, confía en aportar su ‘know how’ al sector deportivo y, muy especialmente, a los comerciantes de nuestro mercado. «La incorporación al equipo Afydad supone para mí la oportunidad de poder contribuir, ayudando a ‘retailers’ del sector deporte a mejorar sus negocios gracias a la colaboración, aprendizajes e intercambio de conocimiento entre todos los operadores de la cadena de valor».

¿Dónde fija sus principales prioridades en esta etapa de colaboración con la patronal del sector del deporte?

El objetivo es complementar el ecosistema Afydad, impulsando la incorporación y organización del canal de distribución minorista para contribuir a dinamizar el sector. Para empezar, definiremos el propósito de la comisión Retail de Afydad y esbozaremos unas primeras ideas de cómo el canal de distribución minorista podría contribuir a dinamizar el sector deporte mediante la colaboración con el resto del ecosistema. Un propósito que aporte valor al canal y al sector deporte en general, con el objetivo intentar convencer a aquellos retailers que compartan estos mismos valores y quieran participar, para que se apunten al proyecto, y así contribuir a alcanzar los retos comunes que nos fijemos. Primero necesitamos “definir el juego”, luego convencer a los “jugadores” interesados para que se inscriban y, todos juntos, definir la estrategia para luego, organizar e implementar acciones para alcanzar los objetivos acordados.

«El reto consiste en encontrar la fórmula mágica, o cómo ser relevante en un mercado cada vez más competitivo»

Magda Espuga¿Cuáles son, a su entender, los principales retos del retail del deporte?

El sector retail está evolucionando de forma muy rápida, tanto por el cambio de hábitos de compra debido al ecommerce, como por el acceso más fácil a las nuevas tecnologías que nos permiten gestionar de forma más eficiente los negocios. Muchas de las herramientas tecnológicas y soluciones digitales están cada vez más al alcance de muchos, por lo que la encrucijada suele estar en saber qué solución es la más adecuada para las necesidades más importantes de cada empresa en particular. Y luego, evidentemente, la correcta implementación de cualquier cambio, ya sea estratégico, digital u operativo en retail, es clave para el éxito de cualquier proyecto. Pero, por mi dilatada experiencia en múltiples sectores de retail, el gran reto sigue siendo el de siempre, aunque ahora hay que afinar mucho más. El reto consiste en encontrar la fórmula mágica, o cómo ser relevante en un mercado cada vez más competitivo, y a la vez ser muy eficiente y rentable porque los márgenes han ido erosionando. La buena noticia es que actualmente hay acceso a mucho conocimiento experto y a muchas herramientas para dar en las teclas correctas. Y ahí reside en gran parte la función o propuesta de valor de Afydad, en organizar al sector del deporte en España y facilitar el acceso a estos conocimientos y herramientas, además de darle visibilidad, tanto a nivel nacional como internacional. Otro reto importante es la sostenibilidad, ya no sólo para la salud del planeta y de las personas, sino también en cómo podemos contribuir a preservar la naturaleza para poder seguir practicando deportes en espacios naturales tan magníficos y agradables.

«El viento sopla muy a favor del sector»

Magda Espuga interviene en la jornada Retail de Comertia¿Dónde residen los puntos fuertes del retail deportivo?

Son varios los puntos fuertes del retail deportivo. Por un lado, está el contacto directo con el cliente y la posibilidad de tocar y probar productos, de aprender gracias a expertos, pero también de hacer comunidad alrededor del deporte, y por lo tanto tiene un aspecto social muy importante. Por otro lado, está su capilaridad; muchos deportes requieren de servicios especializados en zonas donde se éstos concentran, como talleres o alquileres para material de deportes de montaña o ciclismo, por citar algunos. El retail deportivo cumple una función territorial necesaria para facilitar la vida de los practicantes de distintas modalidades de deporte, ya sean indoor o outdoor. Además, la demanda de productos y servicios relacionados con el deporte está creciendo gracias a una mayor concienciación sobre la importancia de practicar deporte para impactar positivamente en la salud, tanto física como mental, de las personas, como a un aumento progresivo del tiempo dedicado al ocio. Con todo ello, parece pues que el viento sopla muy a favor del sector, y aunque las dificultades para mantenerse competitivo y relevante en el mercado son muchas, creo que muchos en el sector aplicamos la mentalidad del deportista al gestionar el negocio retail. Ello significa, ni más ni menos, que esforzarse en entrenar con mucha precisión el modelo de negocio, probando técnicas nuevas y corrigiendo lo que no funciona, con el afán de superar la adversidad para conseguir llegar a la meta, y además ello nos hace disfrutar más del camino.

«El retail va a cumplir una función fundamental en la sostenibilidad»

Magda Espuga, experta en retail¿Hacia dónde vislumbra que se encamina el retail en general?

Hacia un modelo de negocio integrado omnicanal, donde cada canal cumplirá con varias funciones y se complementaran entre sí, para mejorar la experiencia de compra de los clientes, facilitando el proceso y/o haciéndolo más enriquecedor y agradable, o incluso en algunos casos, me atrevería a decir más divertido o entretenido. Un negocio donde las tecnologías nos permitirán acceder a muchos datos, que, si bien analizados para tomar decisiones más precisas, nos permitirán ser mucho más productivos y eficientes, reduciendo costes en inversiones en stocks de producto. Pero quizás en impacto más radical estará relacionado con la sostenibilidad. El retail, al ser el eslabón de la cadena de valor más cercano y en contacto directo con el cliente final, va a cumplir una función fundamental en la sostenibilidad y nueva economía circular que se avecina, en la que deberemos reinventarnos para retener al máximo posible el valor de cada producto. El consumidor, antes de tirar un producto para deshecho, lo entregará al distribuidor para que éste o el fabricante lo repare o ponga a punto para volver a venderlo como segunda mano, o para transformarlo en otro producto, remanufacturado o con nuevas funciones, o si inservible y como última opción para reciclarlo. Otra forma de redefinir el valor de los artículos son fórmulas que ya están creciendo como es la de alquilar los productos en lugar de venderlos, y de esta forma se les da un mayor uso, a la vez que se utilizan muchos menos recursos ya que se fabrican menos. Éste será otro gran reto, como producir menos, disminuir al máximo los stocks invendibles y seguir aportando soluciones ingeniosas para que los clientes puedan seguir equipándose para practicar deportes.

«El punto débil de los grandes operadores está en su capacidad de reacción»

Magda Espuga, experta en retail¿Seguiremos asistiendo a una progresiva concentración en el sector del retail?

Mucho me temo que sí, aunque no se trata de un fenómeno aislado del sector retail, está sucediendo en cualquier sector, llámese financiero, primario, agrícola, industrial o digital. Las corporaciones son cada vez más grandes y más poderosas, lo que complica y mucho la supervivencia de los más pequeños. Pero ello no significa que éstos últimos deban tirar la toalla, muy al contrario, los grandes también tienen importantes puntos débiles relacionados precisamente con su tamaño. Y, como todo en la vida, cada uno debe conocer bien sus habilidades, las de sus adversarios, y entrenarse a fondo para intentar aportar un valor relevante, y así poder hacerse un hueco en el mercado. Una de las ventajas de los grandes operadores, más allá de su capacidad financiera y de inversión, es el acceso al conocimiento y a la información a gran escala, que les permite jugar con ventaja y muchas veces yendo con un paso por delante. Pero su punto débil está en su capacidad de reacción y en las políticas cada vez más globales que no siempre responden a necesidades más específicas y locales. Ahí es precisamente donde puede jugar su ventaja competitiva el comercio independiente, cadenas medianas o grupos de compra locales, estando mucho más cerca de las necesidades de los clientes y con una mayor y más rápida capacidad de reacción. Sólo les queda pendiente acceder al conocimiento especializado y global, más allá de su propio negocio, para comprender mejor las tendencias de consumo o las mejores prácticas del sector. Para ello es primordial buscar asociaciones, cooperativas o centrales de compra del sector donde se compartan dichas informaciones.

 

artículos relacionados

Guía de Empresas

Búsqueda en la hemeroteca


BUSCAR ARTÍCULOS

Lo más leído

Lo más leído

Guía de Empresas

Búsqueda en la hemeroteca


BUSCAR ARTÍCULOS