Comerciales con carácter emprendedor

Artículo publicado en VIA Empresa y reproducido con permiso expreso de su autora.

Montse Soler Cucurella es experta en ventasMontse Soler Cucurella es consultora, asesora y experta en Ventas.

En los últimos años, y muy especialmente en este último medio año, he participado en diferentes procesos de selección de candidatos a diferentes posiciones comerciales. Participo casi siempre en la fase final, cuando la empresa debe decidir entre una u otra persona y me piden una última entrevista con mi opinión.

talento y equipo humanoGonzález-Barros considera, en relación con los colaboradores, que las empresas debemos fijar objetivos y empoderarlos, darles autonomía para alcanzarlos, tutelarlos, pero sin darles indicaciones. En el mundo actual, en general, y yo añado, en el mundo comercial en especial, necesitamos colaboradores con estos valores y habilidades:

1. Voluntad de servicio, personas que aportan a la compañía, que detectan los cambios que vienen por su contacto permanente con clientes. Son avisadores avanzados y piensan en los demás y en el bien común. No se limitan sólo a realizar su trabajo. Personas que ayudan y aportan frente a las que molestan.

2. Tolerancia al riesgo, sin miedo a hacer nuevas propuestas al cliente, a decirle que se equivoca en su planteamiento, explicarle por qué necesita pagar un mayor servicio de importe, o incluso decirle que no nos interesa como cliente en estas condiciones. Necesitamos personas que no tengan miedo, con visión a largo plazo frente al presente inmediato.

3. Capacidad de superar fracasos, resiliencia. Dice González-Barros: «Si tenemos en nuestros equipos alguna persona que en los últimos dos meses no ha cometido ningún error, planteémonos si realmente está trabajando». Y añado yo: tomar decisiones, equivocarse, asumir sus consecuencias y aprender debe formar parte de nuestro día a día.

fuerza del equipo, sinónimo unión de central de compras4. Tenacidad. Obtienen mejores resultados las personas persistentes que las personas muy inteligentes pero inconstantes. La perseverancia y la determinación son actitudes omnipotentes, y en ventas, las personas humildes y constantes acaban logrando mejores resultados que cracks con aptitudes innatas que desisten a la primera dificultad.

5. Honestidad, integridad. No podemos gestionar en base al control permanente de las acciones de los comerciales. Es complicado saber si las personas están trabajando o nos engañan. Debemos rodearnos de personas honestas que hagan suyo el proyecto y depositar en ellas toda la confianza, y, que ésta, sea la premisa en nuestras actuaciones.

6. Creatividad. Decía Einstein que no se puede solucionar un problema con el mismo modelo de pensamiento del momento en el que fue creado. Y dice Gonzalez-Barros que los problemas de hoy suelen ser fruto de las decisiones que no tomamos hace cuatro años. La mayoría de los comerciales seguimos dando respuestas a problemas de ayer, en lugar de los de mañana. Debemos mejorar el conocimiento de los clientes para pensar qué necesitarán mañana.

talento y equipo humano7. Sentido común. Personas que piensen distinguiendo lo real de lo aparente. Personas que cuando analizan unos datos, a primera vista detecten que hay un error de peso, porque su sentido común les dice que eso no puede ser. Personas que distinguen entre lo relevante y lo accesorio, entre lo que está bien y lo que está mal.

8. Generosidad, espíritu de equipo. En ventas existe todavía la figura del “lobo solitario”, aquel comercial que actúa pensando exclusivamente en sus intereses, incluso saltándose los protocolos establecidos, y que la dirección tolera porque alcanza los objetivos. Hoy, necesitamos comerciales que piensen y actúen en pro del beneficio común de equipo y empresa.

9. Capacidad de aprender, desaprender y volver a aprender. «Las personas que no tienen esta capacidad son los analfabetos del mundo actual». Necesitamos equipos mixtos con séniors que aporten conocimiento y experiencia, y juniors sin prejuicios que nos cuestionen formas de hacer. Y que ambos tengan la humildad de aprender del otro.

deportes de equipo10. Alegría y optimismo. Es una actitud. No podemos rodearnos de personas negativas que ven constantemente problemas donde otros ven oportunidades. Los equipos comerciales (¡y por supuesto nuestros clientes!) necesitan personas que desprendan optimismo y alegría y que miren adelante buscando soluciones en lugar de recrearse en el problema.

Necesitamos equipos de personas que se sientan y actúen como si la empresa fuera suya

Siempre he pensado que vender es emprender, y hoy, que ya es mañana, necesitamos equipos de personas que se sientan y actúen como si la empresa fuera suya y tomen decisiones bajo ese parámetro. Pero antes, por supuesto, necesitamos empresas y direcciones que comprendan que debe ser así y faciliten la implicación, el compromiso y el reconocimiento.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies