Buff pone en marcha un programa de sostenibilidad

Buff promueve un programa de fabricación sostenible Proteger y conservar los escenarios y lugares de las mejores aventuras al aire libre es uno de los principales objetivos de Buff. Desde hace ya varios años, el departamento de I+D de la marca ha trabajado en profundidad para incorporar en sus catálogos de tejidos, fibras y materiales sostenibles obtenidos a partir del reciclaje de botellas de plástico o de procedencia natural. El objetivo de esta iniciativa es reducir, en la mayor medida posible, el impacto que la producción de sus productos y los materiales utilizados pueden provocar en la naturaleza.

Las acciones puestas en marcha por Buff en esta línea se enmarcan en su programa Protect More dentro del programa paraguas Do More Now, creado específicamente con este objetivo: reducir el impacto en todos los procesos de producción. Se trata de una iniciativa sostenible por la que la marca promueve el respeto por el medio ambiente dando a conocer los procesos internos que aplican a los materiales que más utilizan (fibras sintéticas y lana Merino) para la fabricación de sus tubulares, gorros y gorras. Para Buff, el respeto a la naturaleza forma parte de su ADN y elemento fundamental a tener en cuenta en sus procesos de producción lo que se traduce en una selección clave de los materiales a utilizar.

Utilizan PET como materia prima, un elemento totalmente compatible con un entorno sostenible

Buff promueve un programa de fabricación sostenibleActualmente el 80% de la fibra sintética utilizada en los productos Buff se obtiene a partir del reciclado de botellas de plástico, un proceso llevado a cabo y certificado por la empresa Repreve, que se ha convertido en un proveedor estratégico para la marca de tubulares. Con el uso de este tipo de fibras se evita utilizar poliéster artificial, un tipo de material para cuya producción se utiliza enormes cantidades de agua, productos químicos y combustibles fósiles, lo que provoca unas consecuencias medioambientales desastrosas. Asimismo, y a diferencia del poliéster artificial, estas fibras sintéticas recicladas utilizan PET como materia prima, un elemento totalmente compatible con un entorno sostenible, que implica un 33-53% menos de energía para su fabricación que la producción de poliéster normal. Además, este tipo de fibras sintéticas pueden reciclarse una y otra vez sin perder su calidad original.

Buff promueve un programa de fabricación sosteniblePor otro lado, y para la obtención de la apreciada lana merino utilizada en muchos de sus modelos, Buff trabaja sólo y exclusivamente con proveedores que obtienen esta fibra natural con métodos que cuidan y garantizar el bienestar de las ovejas, disociándose de cualquier practica o técnica abusiva que pueda poner en peligro a estos animales. La lana merino es un milagro funcional que proporciona transpirabilidad y control de la humedad en su núcleo al mismo tiempo que se mantiene seca en su capa superior, por lo que su uso en los modelos de Buff está completamente en línea con la actitud medioambiental de la marca.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies