Buff crea su propia escuela de confección

Buff crea su escuela de confección textil La globalización, el envejecimiento de la población, la digitalización y la falta de profesionales jóvenes formados en el sector de la confección textil hacen que éste sufra una gran brecha generacional y que exista un problema para empresas textiles que, como Buff, quieren potenciar su fabricación local. Con el fin de promover el relevo generacional en el oficio de la confección y asegurar la continuidad de esta profesión tan arraigada en la región, Original Buff ha impulsado la Escuela de Confección Buff, un proyecto pionero destinado a formar desde cero a profesionales jóvenes vulnerables o en riesgo de exclusión social con el fin de ayudarles a conseguir una nueva salida laboral.

Este proyecto ha visto la luz gracias a un acuerdo con la Fundación textil Fitex, que coordina la relación con empresas del sector y pone a disposición del alumnado maquinaria y material pedagógico para poder impartir los cursos, al ayuntamiento de Igualada y la Generalitat de Catalunya que asumen la parte organizativa del curso y al Igualada Fashion Lab, el nuevo hub de innovación y creatividad que se inauguró el pasado mes de noviembre y que será la sede de la escuela de confección.

Permitirá la captación para la inserción laboral de como mínimo 100 personas durante los próximos tres años

Buff crea su escuela de confección textilAdemás, hay que destacar también el apoyo de diferentes empresas del sector textil como Punto Blanco, Diutex, Gavipunt y Tex51 que, al igual que Buff, facilitarán a los jóvenes un contrato laboral con la remuneración marcada según convenio durante el año de la formación y formularán propuestas de contratación una vez acabada la formación. El objetivo de todas las entidades que cooperan es recuperar la tradicional figura del aprendiz a través de acciones formativas en el propio lugar de trabajo. Esto permitirá la captación para la inserción laboral de como mínimo 100 personas durante los próximos tres años.

Para poder inscribirse en el primer curso se han tenido que cumplir una serie de requisitos: tener entre 16 y 29 años y estar en situación de paro laboral. Sin embargo, el objetivo será ampliar esta formación a otros colectivos vulnerables como, por ejemplo: mayores de 45 años en situación de paro de larga duración o personas recién llegadas al territorio con dificultades de acceso al mercado laboral, mostrando de nuevo así un compromiso inclusivo, colaborador y con oportunidades para todos.

Un formato dual de un año de duración

El primer curso de Confección en Textil de Buff empezó el pasado 28 de marzo con un total de 14 alumnos elegidos, de los casi 100 que se presentaron, que forman parte de la primera promoción de este pionero proyecto. La formación cuenta con un formato dual de un año de duración que combinará la parte de formación en el aula y las practicas en las empresas de la comarca.

Con esta iniciativa, que se encuentra dentro del Plan de Sostenibilidad de Buff “Do More Now”, se espera dar una solución y responder al máximo las necesidades reales de la industria textil en el territorio a la vez que se da la oportunidad a personas vulnerables a encontrar un oficio y una salida laboral de calidad.

Artículos relacionados